FILIPO EL HIJO DE MIDAS. Por Alesio Rossino.

30 Oct 2017 4
1

Guion y dibujos, by Alesio Rossino.

En Palabras del Autor, Alesio Rossino:

El terror me a bordo de forma inesperada en un encuentro muy personal. A los cuatro años. Una noche que estaba jugando con unos legos sin marca, armando cosas básicas, frente a la puerta del garaje.

Esta era de madera y tenía dos hileras de vidrios opacos que permitían ver un poco al otro lado. No sé porqué, pero sentí la necesidad de mirar hacia ella. Del otro lado estaba la oscuridad del largo pasillo que llevaba al garaje, y en esa oscuridad pude ver cuatro puntos verdes que brillaban. Se hicieron cada vez más grandes y nítidos hasta estar justo frente a mí, pegados a los vidrios de la puerta. Jamás había visto un monstruo, no sabía que eran los fantasmas ni los demonios, sin embargo estaba totalmente seguro de que esas luces verdes eran ojos.  Sentí un temor que no había experimentado nunca y no sé si volveré a experimentar, “que puede tener cuatro ojos y ser tan alto” pensé. Algo instintivo me decía que era malo, peligroso y me tenía que alejar. Corrí hasta mi pieza y por primera vez pude sentir que mi casa era muy pequeña. Que la distancia no había servido de nada para alejarme y resguardarme de lo que fuera eso. Me acosté asustado y llorando hasta que me dormí.

Nunca supe que fue, y aunque volví a verlo unas cuantas veces, fueron solo en sueños. Pero en cada sueño sentía que estaba ahí.

Desde ese momento empecé a querer saber más del terror y mi primer encuentro formal con el género fue a través de la serie escalofríos. Cada vez que la daban apagaba las luce y me sentaba a esperar que la oscuridad me llevara a ese momento  en que me llenaba de temor.

Pero no había solo temor en ello, había adrenalina, aventura y un misterio que me  hacía creer en la magia de lo desconocido. Todos los protagonistas se encontraban con el monstruo y de ahí aprendían de ese mundo que nadie más había visto, y yo me veía a mí en ellos, yo quería aprender de todo lo que nadie conocía y estaba seguro, se ocultaba a la vista de todos . Si el mundo creía en papa Noel, yo creía en los vampiros.

Crecí  pero el amor por ese mundo jamás se fue. A los 6 años  ya sabiendo leer de forma básica, llegó una feria del libro a mi colegio. Eran, casi todos, libros con dibujos sobre jesús, cuentos infantiles o cosas que no me llamaban, pero en uno de los puestos había  un nombre que siempre había escuchado, R.L.STINE. Era el libro 33 de la serie Fantasmas de Fear street, la fantástica portada  se coronaba con el título “ataca el gusano vampiro” y sin dudarlo, con la plata que tenia, me lo compre y como loco me puse a leerlo hasta que  esa misma noche lo termine. Se había abierto otra puerta para mi pasión y la lectura se volvió una gran compañera en mi búsqueda de lo sobrenatural.

Termine leyendo todos los libros de R.L.Stine que conseguí, hasta que mi hermano me presentó a Stephen King a los 12 años con el libro que le había traído pesadillas las tardes que descansaba de sus estudios en la facultad. Leyó  IT mientras estudiaba y con esa misma  emoción que yo sentía brillando en sus ojos me dijo “Te juro que en un momento pude ver un globo flotando al final de la biblioteca” , no necesite más que eso, tome la vieja copia que me regalo y una tarde que llovía me senté a leerlo en mi patio. Escuchando el agua golpear el techo abrí el libro y lo primero que encontré fue un día lluvioso y un nene persiguiendo un barquito de papel. Parecía que el universo había traído la lluvia con el único afán de meterme más entre las hojas del libro y con ese comienzo tan particular empezó una caída en la locura que me mantuvo despierto por un año entero, hasta que termine el libro a pocos días de cumplir 13. Había encontrado en el terror todo lo que hacía acelerar mi corazón, misterios sin resolver, leyendas antiguas, pueblos pequeños con grandes sombras sobre ellos, personajes inesperados e interesantes y criaturas tan antiguas como el mundo que caminaban entre nosotros desde que la humanidad comenzó a dar sus primeros pasos. A medida que crecí conocí a más autores. Lovecraft, Baker,Chambers, Straub,Holdstock .Todos ayudaron a formar ese amor en mi.

Y desde mis 12 años ya lo había decidido, quería poner mi granito de arena en este género y contar  mi propio universo, ampliar aún más ese reino que, aunque parece inconexo,  resuena en un solo metaverso tejido por generaciones de autores que decidieron explorar el miedo. Había decidido que iba a llevar ese mismo misterio, temor y fantasía para todo aquel que como yo, lo estuviera buscando.

Para seguir mi trabajo, visiten mi página de Facebook ALESIO ROSSINO, y mi blog ALESIO ROSSINO ARTWORK.


Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte