CUANDO EL MIEDO TRASPASA LA PANTALLA. Cinco fans de las películas de terror comparten sus experiencias.

31 Oct 2017
1

Ilustración, by Nogue.

CUANDO EL MIEDO TRASPASA LA PANTALLA.


El ver una película de terror suele ser una experiencia bastante completa, porque más allá de cuanto nos asustemos viéndola, el miedo que nos produce puede durar días o incluso años y realmente perturbarnos de por vida. Para darles un buen ejemplo solo basta con con mencionar el hecho de que es más que seguro de que todos tenemos algún conocido que actualmente le tiene MIEDO a los payasos, debido al terror ocasionado por ver la miniserie “It” en los 90’s. O alguien que en su adolescencia tuvo problemas para dormir gracias a “A nightmare on Elm street”, Temiendo que si se dormía Freddy Krueger lo atacara en sueños. Justamente esta película fue la que causó que mi hermana Elena no quisiera atender el teléfono de casa durante un buen tiempo, ya que temía que tras el “Hola, ¿quien es?”, Freddy la saludara con un beso de lengua.

En esta ocasión, cinco fans del terror se ponen a contar sus experiencias con diferentes películas de terror. Y podemos además enterarnos de una anécdota sobre una producción local en las que las cosas casi se salen de control.




Luciano Avila:

Cuando era chico estábamos viendo chucky 3 con mi primo en su casa. Él quería verla con las luces apagadas pero yo no porque me daba miedo. Las dejó prendidas y me dijo que no me preocupe porque él me iba a avisar cuando viniera una parte que dé miedo, así yo me tapaba los ojos y después me avisaba cuando ya había pasado esa parte. En una me avisa que me tape, lo hago y siento algo raro, espío y me doy cuenta que me había dejado encerrado solo en la habitación y con las luces apagadas, recuerdo que me dió mucho miedo y que era justo la parte de la película en la que Chucky mata a un hombre con el compactador de basura.  A partir de ahí, me daba cosa el solo ver las portadas de las películas de Chucky y no me animé a ver una sino hasta muchos años después y me dí cuenta que no era para tanto.



Pedro Osuna:

Habiendo visto tantas películas  de terror, no  dudo en poner a The Thing  de John Carpenter como una de mis favoritas. Un recuerdo muy presente  es lo que me impresionaron las diferentes transformaciones  que se ven a medida que avanza la historia y lo bueno de los efectos que  las muestran. Revisandola hoy en día creo que una de las cosas mas me impresiono , aun sin saberlo en aquella
época, es que hay un momento en el que cualquiera de los protagonistas puede ser el monstruo. Esa incertidumbre está muy bien aprovechada y al terminar deja la sensación de que nunca podes quedarte tranquilo de en quién podés confiar.



Matias Ricardo Canale:

Tengo dos experiencias que quiero contar.

1) Alien el Octavo Pasajero: Entre los cinco o siete años me fascinaba Alien, pero no veía las pelis porque era un nene muy, muy cagón. Mi vieja me compraba muñequitos y yo intentaba dibujar (frustrado) xenomorfos. En mi adolescencia mi vieja me muestra en VHS alquilado “Alien el Octavo Pasajero”. Me pongo en contexto de que es una peli vieja y, a pesar de que no me asusta, vuelvo a re-enamorarme de los Aliens. Me veo la otras pelis, cada una con mayor a menor expectativa, pero sintiendo adoración al bicho como la que podía tener un pagano con un dios del inframundo.


2) The Fly: La veo en la casa de mi viejo solo, no se si de madrugada o recién despierto a la mañana. Debía tener, no sé, 14 años. Apenas me gusta, pero no me llama tanto la atención como para obsesionarme. Raro, sigo siendo algo "cagon", pero más envalentonado con al menos pelis viejas.

Más de una década después, hace apenas más de un mes quizás, la vuelvo a ver. Soy fumigador, así que un tipo convirtiéndose en un insecto tiene que tener un efecto de identificación-kafkiana automático en mí. Pero el protagonista, Seth Brundle, un científico ermitaño, también me lleva a una identificación demasiado profunda. De nuevo saltó de mi silla. La piba random que tenía al lado se retuerce con las escenas más enfermizas y lo noto. Me cuasi-memorizo la frase de "Soy un insecto que soñó que era humano y le encantó. Pero el sueño terminó y el insecto ha despertado." Obviamente me obsesione (y sigo obsesionado) con la peli un buen rato. Me encanta como está echa no tan solo en efectos sino especialmente en guión y argumento.



Lucien Raven:

Una película que me marcó bastante, fue “Paranormal activity” allá por el 2.009. Ya en el cine con amigos y la sala llena de gente, fue una experiencia realmente aterradora. A la salida todo era risitas nerviosas mientras el balde de pochoclo se convertía en sonajero con el temblar de las manos que lo sostenían.

Pero lo peor, lo más perturbador. Ocurrió al llegar a casa. Porque a diferencia de otras películas, la cosa no terminó con la salida a comer post peli. Donde entre la charla y la buena onda se disipa el miedo.

Lo peor, fue encarar el depto vacío. Porque en ese momento uno justo vive solo, está soltero, y ni siquiera contaba con alguien para una visita ocasional.

Así que tuve que enfrentar solo el mismo escenario donde suceden los hechos más horribles del film en cuestión, la habitación.

Como primer medida aseguré puerta y ventanas, llegando a “trabar” la puerta con una silla. Luego de eso, coloque en la mesa de luz una botella con agua bendita que me había regalado una amiga, yo no soy religioso y la guardaba más que nada por motivos sentimentales, pero en ese momento se convirtió en un arma de destrucción masiva.

Por último, lo más difícil, y lo que me tenía más preocupado. Yo soy super “mal dormido” y suelo despertar con algún brazo o pierna colgando del borde de la cama. Lo que los dejaría totalmente a disposición de algún ente maligno que quisiera agarrarme y arrastrarme por el piso. MIEDO. La solución? Enrollarme cual burrito en las sabanas, y asi todo amortajado intentar dormir. Cosa que no conseguí del todo bien, ya que me despertaba a cada rato sobresaltado imaginando que alguien me observaba mientras yo dormía.

Esto se repitió durante algunas noches, y fue todo un dolor de cabeza. La verdad que si bien logré “razonar” y dejar de hacer esas ridiculeces, aún hoy en dia me da terror el dormir con la puerta abierta. Nunca se sabe.



Simon Ratziel:

Lo que voy a contar no es una anécdota sobre cuánto miedo me provocó alguna película. Voy a contar sobre una experiencia mía en una producción.

Pasó hace años en el 2006 cuando filmábamos "The Last Gateway", que el Monstruo que estábamos haciendo y lo iba a interpretar nuevamente yo, solo por una razón de presupuesto.. el tema era que el traje que me pusieron era de pies a cabeza , y tardamos 10hs en ponermelo... el lugar donde se filmaba era en la Castillo de Don Celar, que queda en Zona Sur bien al fondo.. nos tomó mucho tiempo hacer, llegamos con lo justo al día de rodaje y ya veníamos quemados dedicándole muchísimo tiempo a llegar con todo, terminamos yendo al lugar en un auto mientras me pegaban las prótesis en el mismo.

Veníamos trabajando en la postura desde la madrugada y tuvimos que salir volando al set, porque se filmaba a las 8 am. Cuestión es que me desmayo ni bien piso el set, producto de una convulsión, y me termino rompiendo el Hombro. Recupero el sentido en la Guardia del Hospital y escucho al médico decir que me sacaran las Lentes de color porque no soportaba mi mirada.

El punto es que los tipos creyeron que me había prendido fuego o algo así, porque caí con todo el traje puesto. Se comieron cualquiera, por suerte me operaron en otro lado porque ahí me lo querían amputar.




La genial ilustración es cortesía de NOGUE.


Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte