Realizaron una inspección en el predio de los Gauchos de Güemes, por una denuncia de abuso

Se investiga el abuso sexual de una menor de 17 años, en la fiesta de año nuevo, que se realizó en el predio de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes.

07 Ene 2019

El 1 de enero una información sacudió la provincia: una menor de edad fue abusada sexualmente en el predio de la Agrupación Tradicionalista Gaucho de Güemes, emplazado sobre la Circunvalación Oeste de la ciudad de Salta.

Por eso hoy la fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual en feria, María Luján Sodero Calvet, participó en el lugar de una inspección ocular .

También participaron la fiscal, personal de la Fiscalía, personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales que realiza el relevamiento fotográfico y planimetría y las partes.

Sodero Calvet resaltó que la víctima aún no ha prestado declaración y que lo hará cuando el equipo Interdisciplinario de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual evalúe que está en condiciones de hacerlo.

El hecho

En el complejo de la agrupación tradicionalista Gauchos de Güemes se realizó, en la madrugada del martes, la fiesta llamada Frida 2019. Concurrieron más de 1500 personas, entre las que había una gran cantidad de menores de edad, quienes ingresaron sin ninguna dificultad, ya que en el acceso no se solicitaba el documento de identidad.

Las personas que fueron a este evento pagaron entre 350 y 800 pesos, solamente para poder ingresar: las entradas anticipadas se promocionaban en las redes sociales a 350 pesos con consumición y a 600 pesos, la “VIP” con champagne, para mayores de 23 años. Pero en la puerta de la fiesta, estos tickets costaban más.

Según relataron algunos chicos que concurrieron al lugar, los menores de edad no tuvieron problema de entrar, ni tampoco de comprar bebidas alcohólicas en la barra.

Al respecto, desde la policía dijeron a LA GACETA que el control del ingreso era responsabilidad de los organizadores, los cuales contrataron personal policial “sólo para brindar seguridad”.

El detenido

El acusado, luego de conocer los hechos que se le imputan, prestó declaración y dio su versión de lo sucedido. Estuvo acompañado de un abogado particular y se solicitó que se mantenga su detención, según informó el Ministerio Público Fiscal.

Según pudo conocer LA GACETA a través de testigos de los hechos, la víctima salió del evento con unas amigas y, en una estación de servicio de la ciudad, fue reconocida por madres de compañeras del colegio. Al verla, las madres se acercaron a las jóvenes amigas y advirtieron a los padres de la chica sobre la situación en la que estaba su hija y, a partir de allí, se realiza la denuncia por abuso sexual, a las 6:10 del primer día del año.

El imputado es un conocido de la víctima, ya que asistía al colegio donde concurre la menor. El joven continuará detenido.


Comentarios