Asesinato en Villa Gesell: según la Unión de Rugby de Salta, estigmatizan al deporte

El presidente de esta Asociación indicó que sí se hace un mea culpa de lo sucedido pero que también existe una sociedad violenta, generada por el consumo de drogas y alcohol.

21 Ene 2020

El crimen de Fernando Sosa a manos de 11 amigos de un club de Rugby, fue sin dudas la noticia de la semana. Muchos cuestionaron al grupo que cometió el crimen y cuestionaron los valores del deporte que los unió como amigos.

En esa línea, las instituciones en donde se practica el rugby comenzaron a hablar sobre los valores del deporte y a pedir que no se lo estigmatice. Carlos Martearena, presidente de la Unión de Rugby de Salta, indicó a LA GACETA que lamenta y repudia el hecho ocurrido en Gesell: “Una patota de chicos violentos, arruinaron una familia entera”.

Según Martearena este crimen sucedió por la existencia de una sociedad violenta: “Ningún deporte incita a la violencia. Esto pasa porque estamos en una sociedad violentada, los adolescentes consumen drogas y alcohol que estimula a quienes ya son violentas de por sí", dijo y relató que a muy temprana edad se inculcan valores en los jugadores, por lo que no se fomenta a la violencia como la gente puede creer. 

IMAGEN DE NORTE RUGBY

El presidente del URS indicó que hay alrededor de 120.000 jugadores de rugby en Argentina y que condenar al deporte por 10 personas que lo practican y cometen un asesinato "no es justo". 

“La muerte de Fernando nos consterna, era un chico con todo un futuro por delante y 11 asesinos le truncaron sus sueños”

“Trabajamos mucho con el rugby social y muchos todavía piensan que es un deporte de elite. Hoy en día se practica en todas las localidades, en todos los barrios y es totalmente inclusivo porque hay torneos intercolegiales, torneos femeninos e incluso con los presos se juega”, dijo.

"El rugby es una actividad de contacto, pero se inculcan los valores. Además, tenemos el famoso `tercer tiempo´, que casi no lo tiene ningún deporte, ese espacio que se da luego de un partido, consiste en compartir una mesa con el equipo rival”, relató. 

Sin embargo, Martearena indicó que como institución deben hacer un "mea culpa" de por qué está sucediendo esto a la vez que advirtió que existe una sociedad en conflicto y ejemplificó que si un profesional de salud comete un crimen atroz no se suele a estigmatizar a todos los doctores. 

“La muerte de Fernando nos consterna, era un chico con todo un futuro por delante y 11 asesinos le truncaron sus sueños”, dijo el ex rugbista. 

Para finalizar aseguró que seguramente se "bajará línea al respecto" desde la Unión Argentina de Rugby para cuando los alumnos vuelvan a la actividad.

En Esta Nota

Salta Argentina
Comentarios