Luz azul: piden estar alerta ante el autismo

El jueves, se realizará una caminata por una mejor calidad de vida de los chicos con autismo, cuyos padres recomiendan hacer diagnósticos precoces en los niños.

31 Mar 2015 33
2

Campaña de la ONG Redea. Foto de redea.org.ar

Dejan de mirarte, no juegan, parecen no escuchar y otras veces giran en su eje sin algún sentido aparente. Estos son algunos de los signos del espectro autista, un trastorno neurológico complejo que afecta a 1 de cada 68 niños y por esto, padres y familiares de estos niños realizarán una “caminata azul” el próximo jueves en la ciudad.

“Simplemente somos papas con personas de nuestras familias que fueron diagnosticadas con autismo y convocamos a este movimiento que desde el 2010 se realiza en todo el mundo”, contó a LA GACETA, Betiana Pérez, mamá de Laureano, quien hoy tiene 10 años y fue diagnosticado con este trastorno cuando tenía 18 meses.

Según la mamá, lo esencial en esta situación es hacer un diagnóstico temprano en los chicos para tratarlos a tiempo y mejorar su calidad de vida. Betiana encontró en su hijo ciertas dificultades en su audición. “Pensamos que no escuchaba y después nos dimos cuenta que era todo lo contrario, escucha más de los normal y lo altera los altos niveles de ruido”, describió.

Desde ese momento, los padres de Laureano comenzaron una lucha que iba desde dar con la terapia indicada para el niño, pasando por sobrellevar el diagnóstico con la compañía de los profesionales, hasta enfrentar las idas y vueltas de las obras sociales que muchas veces no cubren las terapias alternativas para estos casos.

Así lo vivió también Jimena Resina, otra mamá que desde la organización civil “Ojos de Cielo” acompaña a las familias con personas diagnosticadas con espectro autista. Junto a otros padres y profesionales, la ONG busca hacer más visible este tema y concientizar a la sociedad para que esté alerta a los signos de este trastorno.

No se cura, se comprende

“No se cura el autismo. No es una enfermedad. Es un trastorno neurológico que con distintas terapias se busca mejorar la calidad de vida de los chicos”, aclaró Betiana.

Por ejemplo, Constantino, un niño de 6 años e hijo de Jimena, respondió a la musicoterapia. “La musicoterapia le permitió conectar con sus emociones y demostrarlas”, comentó la mamá.

Pero el reconocimiento de esta terapia por las obras sociales le fue complejo. “Se hace difícil el camino para quienes tienen este trastorno que demanda tratamientos multidisciplinario; las obras sociales no lo consideran porque es costoso y se pide muchas veces fundamentación científica para terapias alternativas”, detalló Jimena.

Ambas mamás invitaron a los salteños a la caminata del 2 de abril, que arrancará a las 18.30 en Juramento y Paseo Güemes y finalizará en el Monumento a Martín Miguel de Güemes, el cual se iluminará de azul y habrá una suelta de globos.

Finalmente, Betiana y Jimena coincidieron en calificar al sistema de salud pública de Salta como “poco preparado” para enfrentar y diagnosticar el espectro autismo. Según la mamá de Laureano: “los hospitales no están preparados para la contención, no hacen diagnósticos precoces”, lo cual es fundamental para avanzar en un tratamiento eficaz.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte