El amor en paisajes cotidianos

26 Oct 2014

Las muy escasas versiones en español de la bibliografía de V.S. (Victor Sawdon) Pritchett fue determinante de que su justa fama literaria quedase restringida a ámbitos anglosajones. La Bestia Equilátera salvó esta omisión por primera vez en 2011, dando a conocer en la Argentina Amor ciego, una selección de sus mejores relatos. Ahora, la editorial reiteró esa iniciativa en cuanto al literato inglés, con La mujer de Guatemala, volumen que incluye nueve cuentos.

Sobre Pritchett (1900-1997), en breve trazo de su trayectoria, digamos que luego de haber publicado cinco novelas y notables biografías de Balzac, Turgueniev y Chéjov y haber sido crítico y catedrático en varias universidades de los Estados Unidos, se dedicó enteramente a la narrativa.

Sus temas abordan, casi sin excepción, el paisaje cotidiano y en él las situaciones amorosas que se entablan o se deshacen, como integradoras de sus otros componentes naturales: los árboles, un río, el vuelo de un pájaro. Esto lo lleva a descripciones minuciosas, dándoles una pincelada singular: imponerle a lo simple un sesgo extraño y, a la inversa, simplificar lo que no es común.

La mujer de Guatemala, que da título al libro, está construida sobre la relación casual (o no tanto) entre un editor de fama y una mujer del país centroamericano admiradora de aquél hasta el fanatismo, expresado en un sofocante acoso, con algunos toques de humor y cierta actitud del hombre, que incluye el racismo, la misoginia, el arrepentimiento y la soledad. El muestrario ricamente imaginativo de Pritchett tiene a Londres y pueblos próximos a la capital británica por escenarios casi prioritarios, siendo la única excepción el primer relato (El buzo), que transcurre en el París de la posguerra. La atinada selección exhibe otra marcada modalidad del autor, consistente en no ajustar sus finales a los que son habituales en la narrativa clásica -el remate sorpresivo-, sino dejar abiertas sus historias, aplicando una definición que dio él mismo en una entrevista: “Un cuento es algo que uno ve de reojo, mientras pasa”.

Cuentos: LA MUJER DE GUATEMALAV.S. PRITCHETT(La Bestia Equilátera - Buenos Aires) 

(c) LA GACETA

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte