Instalarán en Salta un telescopio ideado en Bariloche

Las piezas fueron donadas por la familia de un docente del Balseiro que hacía dos décadas que proyectaba ese telescopio para fotografiar las estrellas.

04 Feb 2017 37
1

FOTO TOMADA DE anbariloche.com.ar

La decisión no es arbitraria: los profesionales piensan que Salta tiene uno de los mejores cielos para fotografiar las estrellas y es por eso que eligieron a esta provincia para recibir la donación de un telescopio construido por Rafael Montemayor, docente del Instituto Balseiro fallecido en 2014. La familia donó las piezas del telescopio que el científico armaba en Bariloche y ahora la Universidad de La Plata culminará la misión del armado y lo instalará en Salta.

Según detallan medios de Río Negro, los especialistas que trabajan en el telescopio prevén terminar de construirlo este año. Una vez listo, será instalado en Salta. La información precisa que en nuestra provincia se debería construir un complejo científico con distintas disciplinas, que incluirá una gran antena del radiotelescopio LLAMA. El telescopio óptico de Montemayor, que aún no tiene nombre, será utilizado para caracterizar el lugar astronómicamente. Es el paso previo e imprescindible para evaluar la calidad astronómica del cielo antes de la construcción de un gran observatorio.

El telescopio

Martín Schwartz, director Ejecutivo del Planetario de la UNLP, describió el telescopio ideado por Montemayor como “artesanal y moderno, chico pero de una gran robustez”, según señala un comunicado de prensa de la Facultad de Ingeniería de la UNLP.

Asimismo, destacó que fue muy emotivo ir hasta Bariloche y hablar con su familia. “El telescopio fue un proyecto muy importante en su vida (…) Es algo que en el mercado no existe. Tiene una robustez terrible, como los telescopios que se construían hace 150 años. Usualmente, un equipo de 50 cm pesa entre 60 y 90 kilos. Éste pesa 2 toneladas”, describió el director del Observatorio de la UNLP.

El doctor en Física e investigador del CONICET Guillermo Abramson, quien fue alumno de Rafael Montemayor en la materia de Mécanica Clásica del Instituto Balseiro y que hoy da clases en la misma cátedra, explicó que el telescopio es de diseño newtoniano. Esto significa que la luz proveniente del cielo es reflejada por un espejo principal cóncavo que se encuentra en la parte posterior del tubo del instrumento, hacia un segundo espejo más pequeño en la parte frontal. “Éste desvía finalmente el haz de luz hacia un costado, enfocándolo sobre el instrumento de detección”, detalló Abramson.

El diámetro y la distancia focal del espejo principal son los parámetros más determinantes de las propiedades ópticas del telescopio, explicó Abramson, y contó que en este caso están diseñados específicamente para la astrofotografía. “Pero tan importante como la óptica es la montura del telescopio: las piezas mecánicas responsables de mantener el instrumento apuntando durante un tiempo prolongado a un objeto que se mueve permanentemente con el cielo nocturno. Este movimiento tiene que ser extremadamente preciso, suave y libre de vibraciones. Y es en este aspecto, diseñado por Montemayor, que el telescopio se destaca”, afirmó el ex alumno y colega de Montemayor.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte