¿Cómo reciclamos la basura los salteños?

¿Cuánta basura tiramos los salteños y cuánto reciclamos?

Solo el 5% de los residuos son reciclados y el programa Separemos Juntos alcanza nada más que al 10,7% de los habitantes de la ciudad.

19 Abr 2017 111

La ciudad de Salta produce todos los días 600 toneladas de basura, lo mismo que pesa el avión más grande del mundo o todo el oro que extrae África en un año. De esos residuos, solamente el 5% se reutiliza, es decir 30 toneladas diarias, y el resto termina enterrado o compactado en una de las tres trincheras del Vertedero San Javier.

El mismo destino tienen las 200 toneladas que entran cada día desde el área metropolitana, provenientes de Cerrillos, Vaqueros, San Lorenzo, La Caldera y La Merced. 800 toneladas en total, todos los días, una encima de la otra, cada vez más.


Y aunque el objetivo sea reducir en un 20% ese volumen para 2019, lo que se hace sigue siendo insuficiente y las estadísticas marcan una tendencia en aumento, acompañada por el crecimiento de la población y de la producción de residuos. En 2010, la empresa Agrotécnica Fueguina trataba 13.000 toneladas por mes, mientras que este año se calcula que en el mismo tiempo se procesan alrededor de 22.000.

También para 2017, la proyección de la dirección de Estadísticas de la Provincia indica que el crecimiento poblacional de la capital salteña superará los 606.000 habitantes. Hasta hoy, según datos de la Municipalidad, cada vecino produce un promedio de 1,1 kilos de basura por día, y si los hábitos de consumo y la disposición de residuos no se modifican, en un par de años esa cifra solo será mayor.

Los indicadores son preocupantes y van a la inversa de lo que sucede en los países que le encontraron la solución productiva al problema de la basura, como Suecia, que en poco tiempo se quedó sin basura y ahora compra a otros países para poder seguir abasteciendo sus plantas de reciclaje.

Con uno de los inviernos más crudos del planeta, Suecia diseñó además sistemas de reciclado que convierten en calefacción a la mitad de los desperdicios domésticos del país. Solamente el 1% de su basura, la única que no puede reciclarse, es la que va a parar a los rellenos sanitarios.

Un programa para pocos

En 16 barrios de Salta se aplica el programa Separemos Juntos, que alcanza a unos 16.000 hogares, un promedio de 65.000 habitantes, apenas un poco más del 10% de la población de la capital provincial. De ese universo, el 1% produce fallas en el programa por arrojar materiales orgánicos en las bolsas naranjas de los residuos secos (papel, cartón, metal, plástico, vidrio y tetra brick), por lo que todo el material debe ser enterrado sin que se pueda reciclar.

El proyecto de la Municipalidad es ampliar el programa a 25 barrios antes de fin de año, pero todavía no está definido cuáles serán las zonas que se incorporarán y tampoco los plazos de implementación.

Cuatro pasos para producir cero basura

Una manera de reducir el impacto del consumo en el medio ambiente es reducir la producción de basura en cada uno de los hogares. Para hacerlo no es necesario grandes modificaciones de los hábitos, sino simplemente algunas nuevas maneras de disponer lo que antes juntábamos en un solo lugar. La Fundación Basura resume en cuatro pasos la manera más simple para comenzar con el cambio de conexión con los residuos.

Rechazá y reducí

Antes de consumir, la primera pregunta debe ser si realmente necesitamos lo que estamos por comprar. Un estilo de vida con menos desechos implica una toma de conciencia personal. A partir de ahí, el camino sigue por consumir productos biodegradables o que integren materiales reciclados o reciclables en su confección, y reducir los plásticos y sintéticos lo más que puedas en tu vida diaria.

Reutilizá y repará

Si estás por tirar algún objeto, evaluá con cuidado si no podés repararlo o reusarlo en alguna forma nueva. También considerá la opción de ponerlo a circular como material para otras confecciones o regalarlo a alguien que quiera y sepa aprovecharlo.

Compostá desechos orgánicos

Elaborar compost orgánico es simple y puede abrir una nueva dimensión en tu casa, como espacio para producir tierra o abono para tus plantas o huerta. Podés armar tu compostera en un recipiente plástico con orificios en el fondo donde pueda escurrir el líquido y con tapa para evitar olores e insectos. Colocá el recipiente a la sombra y airealo o revolvelo con frecuencia para evitar que se apelmase. También podés incorporarle algo de tierra de vez en cuando para colaborar con el proceso de descomposición. De acuerdo al volumen de cada compostera, en un plazo de dos a cuatro meses podés estar obteniendo tu propia tierra abonada para macetas o huertas.

Reciclá

Separar la basura por tipo de materiales va a ayudar a darte cuenta de la cantidad de materiales que antes considerábamos basura y que pueden ser reconsiderados dentro de diferentes industrias productivas. En Salta hay un programa de separación y recolección diferenciada de residuos en los barrios San Carlos, Villa Belgrano, Ciudad del Milagro, Club de Campo El Tipal, Los Profesionales, El Huaico, Grand Bourg, Tres Cerritos, Ferroviario, Ingenieros, Supe, Ucasal, Mariano Moreno, El Carmen, Campo Caseros, San Martín y San Cayetano. Si no vivís en ninguno, podés llevar tus residuos a los contenedores diferenciados en el centro: Plaza 9 de Julio, Plaza de la Legislatura, Monumento a Güemes, Corredor Balcarce y Delmi.


En Esta Nota

Salta Salta Capital
Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte