¿Para qué sirven los lunares?

1

Foto ilustrativa

No solo se ubican en la piel también hay lunares internos detrás de la columna vertebral y en el cerebro.

19 May 2017

Los lunares se forman al agruparse los melanocitos porque las células de la piel fabrican la sustancia que la pigmenta, la melanina. 

Según cuenta la revista Muy Interesante; su importancia reside en la posibilidad de que evolucionen y den lugar a un cáncer de piel. Si resulta ser un melanoma, el diagnóstico precoz asegura la curación en el 95% de los casos.

"En realidad, no tienen ninguna función fisiológica, al igual que ocurre con las verrugas y otras lesiones", explica Javier Pedraz, dermatólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Algunos estudios apuntan que entre el 0,2 % y el 1,5% de la población presenta al nacer una variedad conocida como nevus melanocítico congénito (NMC). Aunque pueden ser de todos los tamaños, en ciertos casos los NMC son de grandes dimensiones, y se ha observado que pueden alcanzar hasta 20 centímetros de diámetro en los recién nacidos.

"Estos tienen más probabilidad de convertirse en malignos por su tamaño y porque llevan más tiempo expuestos a la radiación solar", apunta el doctor Pedraz. No solo se ubican en la piel; también los hay internos. "Se encuentran detrás de la columna vertebral e incluso en el cerebro, pero no tienen repercusión para la salud". Sí pueden tenerla los de mayor tamaño. "Son muy poco frecuentes, suelen situarse en el tronco y se extirpan con cirugía", añade Pedraz.

Comentarios