¿Cómo funcionan las líneas de denuncias contra la Violencia de Género?

En todo el país, ante un caso de violencia de género, las personas pueden comunicarse de manera gratuita con el número 144. En Salta este número deriva al Sistema de Emergencias 911 que está instalado en la provincia desde el año 2005.

15 Jul 2017 85

La línea 144 brinda orientación, contención, articulación y seguimiento ante situaciones de violencia. “Es un importante eslabón para la coordinación de acciones con organismos nacionales, provinciales y municipales. Se encuentra en funcionamiento las 24 horas del día, los 365 días del año. Desde su puesta en marcha en el mes de septiembre de 2013 ha podido dar una respuesta integral e inmediata gracias a su equipo de atención interdisciplinario que se compone de profesionales del derecho, la psicología y el trabajo social especializados en la temática de género”, explica un reciente informe de UNICEF.

Fue a partir de la Ley 26.485 de “Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que desarrollen sus relaciones Interpersonales” (año 2010), que se estableció que en todo el territorio nacional, el Consejo Nacional de las Mujeres (CNM) implemente una línea telefónica de asistencia para que funcione en forma articulada con todas las provincias. Esa línea es el número telefónico y gratuito, 144 y que en Salta se articula con el 911.

Alfonsina Morales, presidenta del Observatorio de Violencia contra las Mujeres, explicó a LA GACETA los objetivos de las dos líneas telefónicas más importantes para denunciar e informarse sobre cuestiones relacionadas con la violencia familiar o violencia de género. “Son diferentes los objetivos de las líneas. Nosotros recomendamos que cuando se llame por una cuestión de violencia que está ocurriendo en ese momento, sea al 911 porque allí se activan los protocolos de seguridad para la víctima. Ahora, si uno quiere asesorarse ya sea para uno mismo o por lo que le pasa a alguien cercano y necesita una orientación o acompañamiento, el 144 es el número que debe marcar porque quienes atienden son operadores especializados en eso”, explica Morales.

María del Valle Falcón, es la presidenta del Consejo Provincial de la Mujer y quien recibe las llamadas que derivan de la línea 144 que se reciben en Buenos Aires: “cuando se hace una denuncia que tiene que ver con Salta la llamada me llega directamente a mí, o bien, al jefe del Programa de Prevención y Asistencia Integral a Víctimas de Violencia, Leandro Ramos. Yo recibo la denuncia, averiguo, llamo y veo qué está pasando con los datos que nos dan. De ahí me comunico con el 911 si es un caso de emergencia para que la policía verifique e intervenga, según el caso”.

Una vez que el caso es analizado y, en caso de haber una denuncia al jefe del programa de Prevención, quien actúa de manera interdisciplinaria con un equipo conformado por un psicólogo, un asistente social y un abogado.

Leé más: En mayo crecieron un 9% los casos de violencia familiar en relación a abril

En diálogo con LA GACETA, Falcón recordó un caso reciente, el de una joven que solicitó asistencia al número 144 el domingo a la noche porque su exnovio la esperaba afuera de su lugar de trabajo, según sus dichos “para acuchillarla”, luego de haberla amenazado reiteradas veces. “La Policía fue a buscarla, la llevó a hacer la denuncia y luego fue al refugio que existe para estos casos hasta que se clarifica la situación. Al agresor no lo pudieron encontrar. Siempre se esconden en la sombra”.

Una cuestión que preocupa, pero para la cual no tiene respuesta ni pueden accionar desde el Consejo Provincial de la Mujer son las denuncias que no se hacen. “Muchas veces se presentan las mujeres, te cuentan la situación que viven pero están paralizadas por el miedo, no miran más allá. Nosotras acompañamos a las chicas a hacer la denuncia. Personalmente hablo con los jueces y sigo cada caso hasta el último tramo. Pero sentimos que todo lo que implementamos es poco, desde el gobierno y las ONG. No se puede combatir la violencia existente en la sociedad de un año a otro”, expresó Falcón.

“En Salta creo que hacen falta espacios con idoneidad y personal capacitado pero en territorio, es decir, en el interior de nuestra provincia. Si una mujer de El Quebrachal, por ejemplo, pide asistencia, es muy difícil llegar ahí. Entonces el problema no es la línea telefónica, sino el recurso humano en territorio que pueda colaborar y resolver estos problemas”, explicó Alfonsina Morales.



En ámbitos violentos, niños, niñas y adolescentes también están en riesgo

Un informe que publicó recientemente UNICEF, analizó el uso de la línea 144 en todo el país y puso especial atención a los llamados recibidos en los que se evidencian situaciones de maltrato o violencia hacia niños, niñas y adolescentes en el ámbito familiar.

El informe también incluyó casos en los que se detecta la presencia de menores en situaciones de violencia en el hogar. “Esto último es considerado un importante factor de riesgo ya que vuelve vulnerables a los menores por el contexto de violencia de género en el que se encuentran”, explicaron desde la ONG.

Desde que comenzó a funcionar la línea, en setiembre de 2013 a setiembre de 2015, se recibieron más de 60.543 llamadas, de las cuales 50.000 fueron el primer contacto, y del cual el 2.9% eran sobre menores en situaciones de riesgo, 1796 llamadas.

“Del universo de 1.796 llamados en los que la persona en situación de violencia eran menores, el 56,6% de los casos fueron registrados en la Provincia de Buenos Aires; el 8,2% de los casos fueron registrados en la Provincia de Santa Fe; el 7,7% de los casos fueron registrados en CABA y por último, el 6,7% de los casos fueron registrados en la Provincia de Mendoza”, explica el informe. Salta ocupa el décimo lugar de esta lista con 1,4% de las denuncias.

Leé más: Violencia familiar: las denuncias en Salta según las zonas

Desde el Consejo Provincial de la Mujer indicaron que, en la mayoría de los casos que se denuncias en este organismo existen menores involucrados. “Allí se trabaja de manera interinstitucional: con la secretaría de la niñez, con la Fundación Revivir si se trata de adicciones, pero el trabajo siempre continua a través de las vías institucionales”, explicó María del Valle Falcón.

Con respecto al poco uso de la línea 144 en la provincia, Morales explicó que en Salta se difundió mucho más el número del sistema de emergencias 911. “No quiere decir que hayan pocos hechos sino que la herramienta asociada a las denuncias en Salta, es el 911”, explicó y agregó que cuando hay niños de por medio, ya sea por abuso o maltrato, hay otros espacios idóneos como la justicia o la comisaría cercana y es allí a donde recomiendan concurrir.

Actualmente, el equipo del Observatorio de Violencia Contra la Mujer se encuentran revisando el protocolo de acción del personal del 911 para que se trabaje de acuerdo a la Ley 7888 que regula la Protección contra la Violencia de Género y no la de violencia familiar, que anterior a esta. Es otra la mirada y otra manera de proceder”.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte