Hamilton ganó en Silverstone y acecha a Vettel

17 Jul 2017
1

BAÑO DE MASAS. Lewis Hamilton recibió el cariño de los fanáticos británicos, apenas llegó a la zona de boxes. PRENSA PIRELLI

Perfecta. Así fue la tarea realizada por Lewis Hamilton en el Gran Premio de Gran Bretaña de F-1. El piloto de Mercedes largó desde la pole, ganó de punta a punta y marcó el récord de vuelta. También consiguió su quinto triunfo en suelo inglés -cuarto consecutivo- y se convirtió en el tercer piloto más ganador de esta prueba junto al escocés Jim Clark y el francés Alain Prost. Pero lo que más le importó a Lewis es que con su 57ª victoria en la F-1 quedó a un sólo punto del alemán Sebastian Vettel (Ferrari), el líder del certamen, que tuvo que conformarse con el séptimo lugar después de un pinchazo en el último giro que lo obligó a entrar a los boxes.

Hamilton no dudó en demostrar su alegría y felicidad en la vuelta de honor, que hizo a una velocidad reducida para saludar a todos sus compatriotas. “No puedo describir esta sensación. Estoy orgulloso de haber podido lograr este triunfo por estos fanáticos. Esta carrera es para ustedes, que me han inspirado”, dijo eufórico en la ceremonia de premiación. “Ha sido un fin de semana perfecto para nosotros”, añadió.

Los días de descanso y las criticadas mini-vacaciones en Miconos, que le hicieron pegar el faltazo a la exhibición que la categoría realizó en Londres en la previa de la carrera en Silverstone, rindieron sus frutos para Hamilton, que volvió a sumar un triunfo tras dos carreras (Azerbaiyán y Austria) en las que ni siquiera pudo subirse al podio.

Para Mercedes también fue un domingo perfecto ya que segundo terminó el finlandés Valtteri Bottas, que había largado noveno después de recibir una penalización de cinco puestos por cambiar la caja de cambios de su auto. “No fue fácil, pero mantuve la calma. Al final tuvimos algo de suerte con el problema de Kimi”, contó el nórdico en referencia al pinchazo de su compatriota Kimi Räikkönen (Ferrari) que lo hizo pasar por los pits a poco del final.

A diferencia de su coequiper, “Iceman” perdió sólo un puesto y terminó tercero. “Es una pena, pero es lo mejor que hemos podido hacer”, dijo el ferrarista en el podio mientras Hamilton filmaba con su celular y se sacaba una selfie con Bottas.

Vettel, en tanto, consideró que simplemente tuvo mala fortuna: “No creo que haya nadie a quien echarle la culpa. Nos tomó por sorpresa el asunto. Ha sido una carrera difícil”. El germano ahora deberá esperar al GP de Hungría, a fin de mes, para tomarse revancha.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte