Milagro: Martín Grande y Bettina Romero se encontraron en la campaña simbando empanadas

Los enemistados candidatos de Cambiemos compartieron un acto en Villa Lavalle con el intendente de Salta y el ministro nacional Rogerio Frigerio.

12 Oct 2017

Enemistados desde el primer día, Martín Grande y Bettina Romero compartieron un acto en el tramo final de la campaña. Los candidatos del frente Cambiemos se mostraron juntos en un acto donde simbaron empanadas en compañía del intendente Gustavo Sáenz y el ministro del Interior de Nación, Rogelio Frigerio.

Los dirigentes llegaron hasta el populoso barrio de la zona sudeste cerca del mediodía, después de una conferencia de prensa que encabezó el funcionario nacional con el intendente capitalino en la Centro Cívico Municipal.

Frigerio respaldó a Gustavo Sáenz y a los candidatos de Cambiemos

Una vez allí saludaron a algunos vecinos de la zona y después ingresaron a un hogar donde prepararon la tradicional comida argentina: empanadas. Eso sí, los candidatos no fueron desprevenidos y para evitar ensuciar sus atuendos se colocaron unos delantales blancos que tenían bordado un poncho con el número 704. El poncho y el número no resultaron azarosos, son los símbolos que identifican a la lista ‘Un cambio para Salta’ que encabeza la hija del ex gobernador y Guillermo Durand Cornejo, candidato a senador provincial.

Una pelea de larga historia

Cuando apenas se conoció la candidatura de Martín Grande  a diputado nacional, el empresario radial aseguró que no compartiría el espacio político con el “romerismo” y celebró cuando el sector de Bettina Romero retiró los avales a su postulación. Después de sus polémicas declaraciones, Grande reconoció haber sido “grosero” con la dirigente y pidió disculpas. “Salta Nos Une se fue del espacio porque yo fui demasiado grosero con Bettina Romero. No debí haber personificado el mal en ella. No fue cortés de mi parte. La disputa la tengo con el padre, pero en ese momento se decía que ella podía ser mi compañera de fórmula y cuando estuve en Buenos Aires, aquella vez, lo dije: “cualquier cosa, menos servir de mascarón de proa para que una dinastía política se instale nuevamente en el poder”. Debí haber sido más educado”, aseguró a LA GACETA.


Bettina, por su parte, no guardó silencio y respondió con munición pesada. “No tengo candidato a diputado nacional” enfatizó y agregó: “Este no es un tema de ser orgánicos. Existe un frente a nivel nacional y otro a nivel provincial. Nuestra energía está puesta en Salta. Nuestro eje para el armado siempre estuvo puesto en la provincia. Nuestro partido tiene una impronta netamente salteña”.

Comentarios