Llega "Tango corrupto" y promete ser una fiesta

El espectáculo multipremiado de canciones y humor estará mañana en la Casa de la Cultura y su creador cuenta de qué se trata.

09 Mar 2018

Tomó del tango lo vibrante y apasionado, el carácter intenso y los gestos seductores, los cruzó con la alegría del pop y cuando vio lo que pasaba le puso de nombre "Tango corrupto". Oscar Lajad, nacido y criado en Salta y exportado a Buenos Aires detrás de las ganas de cantar, actuar y bailar, debutará ante los suyos el próximo sábado, a las 21, en la Casa de la Cultura. Será la única función programada de su show multipremiado y que en esta presentación contará con la participación especial de la orquesta Palo Tanguero y la voz invitada de Rocío Riera.

"Es un show de tango con momentos de humor, emotivos, un show muy simpático, no solo por las canciones que proponen un divertimento", dice, y enumera en el repertorio hits atemporales como Aserejé, los inolvidables de Xuxa, Thalía, Shakira, Ricky Martin, Luis Fonsi, Madonna, la Mona Jiménez, Ráfaga, Rodrigo. "Son temas que nadie piensa que los va a escuchar como un tango o una milonga", define.

El tango puede ser una fiesta

"La gente asocia el tango a algo solemne o melancólico, pero en su origen estaba también el picaresco, el alegre y divertido", dice Lajad, entrenado en el género musical desde hace más de 25 años, con participaciones en puestas como Chicago, Victor Victoria, Hairspray, El violinista en el tejado, entre muchas otras. "Hay muchos colores del tango, y así se conformó este Tango corrupto", dice.

El largo camino al show

La vocación de cantar y estar en el escenario comenzó temprano en la vida de Oscar, que ubica en el lugar de los inicios la experiencia con el grupo Arcoiris, formado con amigos y vecinos de su infancia salteña y con el que llegaron a tener espacio en la televisión local. "Después cuando terminé el secundario me fui a Tucumán y estudié teatro y escribanía, porque tenía a mi padrino que era escribano. Lo dejé enseguida y sabía que quería trabajar del teatro, entonces me fui a Buenos Aires", resume. Era el año 1992 y la primera de las muchas decisiones que lo llevarían a su destino.

"Siempre quise ser cantante, también trabajo como actor y en el musical conjugaba todas estas disciplinas", agrega y a la mezcla sumó su formación como bailarín, que le abrió las puertas a los elencos más importantes del género en Argentina.


¿Cómo nació "Tango corrupto"?

Salió como un divertimento mío. Yo cantaba tangos en hoteles, lugares para turistas, eran los tangos que cantaron todos, entonces pensé en hacer temas populares pero no quería perder el brío del tango. Ahí armamos la puesta, con arreglos de Gustavo Calabrese, y fue toda una investigación para ver qué temas resistían, sin perder la identidad.

Propulsado por varios premios ACE, Hugo, premios Carlos en las dos temporadas que hicieron en Carlos Paz y una gira con la que aspira a recorrer las principales ciudades del país, Lajad confiesa que la función en Salta es una de las más especiales y que más ansiedad y nervios le provoca. "Vamos a hacer Tango Corrupto en el mismo escenario donde debuté cuando era chico con una obra de Víctor Languasco", cuenta.

PARA AGENDAR

Tango Corrupto. Sábado a las 21, en la Casa de la Cultura, Caseros 460. El espectáculo de Oscar Lajad llega a Salta, con la participación especial de Palo Tanguero y Rocío Riera, junto a los bailarines Rosalía Álvarez y Nicolás Tobares. Entradas por sistema Autoentrada.com o en boletería del teatro.

Comentarios