Parecidos, pero distintos: los contrastes entre Boca y River

12 Mar 2018

Walter Vargas - Agencia Telam

Restan poco más de 48 para la final de la Supercopa Argentina. Los dos clubes más poderosos del país se preparan para encarar el gran duelo después de ganar en tiempo de descuento sus compromisos del fin de semana, por la Superliga. Sin embargo, quedó flotando la sensación de que lo de Boca ante Tigre fue más sustancioso que lo de River ante Patronato. Ambas victorias eran muy necesarias y propiciaron un natural desahogo en sendos clubes, aunque por causas diversas.

Continuación y corte

En el caso del “Xeneize”, porque el gol del correntino Leonardo Jara en el quinto minuto de descuento significó mantener la diferencia sobre Talleres. Por el lado del “Millonario”, porque logró interrumpir una racha descolorida en días de singular malhumor.

Pero hay triunfos y triunfos. El de Boca -que no jugó un gran partido- llegó después de una gran acción de Wilmar Barrios (firme candidato a ídolo “xeneize”) y de una certera asistencia de Ramón “Wanchope” Ábila. El de River llegó tras una afortunada carambola en la que intervinieron un delantero de Patronato devenido defensor (Adrián Balboa) y un buen arquero como Sebastián Bértoli, que respondió como el principiante que no es.

En realidad, el arquero que más se destacó en la capital entrerriana fue Franco Armani, cuyas tapadas -una de ellas, excepcional- sostuvieron en partido a un River que sigue sin norte colectivo y con el 90% de sus jugadores que oscilan en un nivel de mediocre a malo.

En Boca no sobran maravillas; pero tampoco sufre de grandes fracasos individuales. Y más allá de algún que otro tropiezo -el del lunes pasado, ante Argentinos, por caso- dispone de lo indispensable para marcar el ritmo en el campeonato local: se mantiene firme como puntero, a ocho puntos de Talleres de Córdoba, que a su turno había consumado un espléndido último cuarto de hora, durante el cual transformó un 0-1 en un 3-1 ante el siempre difícil Atlético.

Comentarios