Triste final para un héroe: salvó a su vecino de un incendio y murió por las quemaduras

El comodoro Pablo Marcelo Dip, jefe del grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea, fue alcanzado por una explosión, posiblemente de una garrafa. Tenía 50 años y tres hijos. Ocurrió en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

13 Mar 2018

Un tucumano afrontó durante años los riesgos de los comandos más complicados en la Antártida, pero no tuvo la misma suerte cuando auxilió a un vecino. El comodoro Pablo Marcelo Dip, jefe del grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea, murió luego de haber socorrido a una familia de la localidad bonaerense de Ramos Mejía cuya casa se incendiaba. Cuando el fuego parecía controlado, una explosión, al parecer de una garrafa, lo alcanzó de lleno y le produjo graves quemaduras.

El incendio y la explosión ocurrieron cerca de la medianoche del miércoles. Dip estaba por irse a dormir cuando con su esposa empezaron a sentir olor a quemado. Al asomarse a la calle vieron que salía humo de la casa de un vecino mayor que vivía solo. Las quemaduras afectaron más del 50% del cuerpo de Dip, que falleció ayer, a los 50 años. Estaba casado y tenía tres hijos.

En el accidente hubo al menos otros cinco heridos, entre ellos una mujer policía y otra mujer que está en estado de gravedad, de acuerdo con las primeras informaciones conocidas.


La Fuerza Aérea destacó en un comunicado su “heroica intervención en el incendio”, su “arrojo y solidaridad en estricta correspondencia con los valores y principios que ostentan los integrantes de esta valiosa agrupación con la que cuenta nuestra Institución y la Nación”, en referencia al Grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea (GOE), con asiento en la VII Brigada Aérea, de Moreno, que Dip comandaba.

El militar, de la promoción N° 57 de la Escuela de Aviación Militar, por años estuvo asignado a la Dirección de Asuntos Antárticos de la Fuerza Aérea y con misiones en la Base Antártica Marambio. Sus restos serán velados hoy en la capilla de la base aérea de El Palomar.

Dolor y despedida

Claudio Ibáñez, amigo del militar, afirmó en diálogo con LA GACETA que estaba previsto que Dip fuera condecorado en mayo con el cargo de brigadier. Indicó también que el uniformado cursó sus estudios primarios y secundarios en el colegio Tulio García Fernández y que se crió en el barrio El Bosque.

El también militar German Zugasti, compartió misiones con Dip en la Antártida y dedicó unas líneas para recordar a su amigo en las redes sociales. "Mi homenaje Tucumán querido: un honor haberte conocido y compartido. Comodoro Pablo Dip, jefe del Grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea Argentina. Hoy partiste para reagruparte con la patrulla celestial. Gran persona, excelente soldado, esposo y padre. Ejemplo acabado de lo que se debe hacer. Te fuiste en tu ley, en la de ayudar al prójimo. Valga tu ejemplo de valor y entereza", escribió.

"Cedió la vida por un vecino"

El escritor Juan Pablo Bustos Thames también compartió toda su infancia y adolescencia con Dip en el colegio. "Entramos en el año 74 y egresamos en el 86. Él fue el único que tuvo la vocación de seguir la carrera militar. Nunca lo vi de uniforme, siempre estaba de civil. Si uno no le preguntaba, él no contaba. Después nos enteramos que estaba a cargo del abastecimiento de las bases en la Antártida. Quizá era el militar que más sabía de bases en la Antártida.

Bustos Thames describió a Dip como una persona buena, divertida y con un gran sentido del humor. Además dijo que estaba lejos de los estereotipos de un soldado del grupo comando que se ve en las películas. "Uno no sabía que era militar hasta que lo decía; no vas a encontrar ninguna persona que te diga nada malo de él. Fue un tipo bueno hasta cuando se fue: como un héroe. Cedió la vida por un vecino", insistió.

El escritor detalló que el comodoro, al que se referían en el grupo de amigos como "brigadier" sólo a modo de broma, vino por última vez a Tucumán a fines del año pasado. Además, reveló que usaba su casa como hogar de tránsito para chicos en adopción. "Estamos todos muy golpeados. Pablo es un orgullo para Tucumán", remarcó.

Comentarios