¿De qué se trata la bacteria que causó la muerte de cuatro niños y qué pasa en Salta?

La directora de Epidemiología de Salta, Griselda Rangeón, explicó cuáles son las enfermedades que produce el germen y aseguró que en la provincia no hay reportes que deban alertar a la población.

12 Sep 2018

Cuatro chicos murieron en la última semana por cuadros severos de infección por streptococcus en Buenos Aires, Posadas y Rosario. Además se reportaron otros tres niños que permanecen internados con el mismo diagnóstico, por lo que el ministerio de Salud porteño encendió el alerta epidemiológico en la ciudad de Buenos Aires.

En Salta, en tanto, no se reportaron casos inusuales de enfermedades provocadas por esta bacteria, según confirmó la  directora de Epidemiología, Griselda Rangeón. “Hay algunas enfermedades producidas por esta bacteria, como la erisipela o la escarlatina, que son de denuncia obligatoria y no tengo un reporte de un aumento inusual de casos como para alertar a mi población”, dijo la funcionaria a LA GACETA.

Además dijo que a nivel nacional no recibió un alerta epidemiológico.

“La información que tengo disponible es que son dos las defunciones, uno de provincia de Buenos Aires y otro de CABA (ciudad de Buenos Aires), que murieron por un shock séptico y un derrame”, detalló.

Ante la noticia que tuvo repercusión nacional,  Rangeón explicó de qué se trata esta bacteria que puede ocasionar varias patologías.

“Si es streptococcus pyogenes del grupo A, este germen va a producir una gran variedad de enfermedades como la angina estreptocócica, que es la angina que acusa dolor al hablar y en la garganta, donde las amígdalas se cubren de una sustancia blanquecina y el paciente tiene dificultad al tragar”, detalló.

Este mismo germen también puede producir una infección a nivel de la piel. “Es lo que llamamos piodermitis o impétigo, que por lo general es superficial pero puede evolucionar a otras faces que forman ampollitas, luego se hace una pústula que se llena de pus y después se hace una costra”, continuó.


Además puede producir escarlatina. “Una enfermedad que tiene fiebre, los mismos síntomas de la angina, que va a tener una boca roja, la lengua se pone como frambuesa, lesiones en la piel, en el cuello, en el tórax, en los pliegues de las axilas y en el codo”.

La misma bacteria puede causar erisipela, otra lesión de piel, que es una celulitis aguda que también provoca fiebre, donde la lesión es roja y dolorosa, generalmente en las piernas o en la cara.

“Pero también podemos tener otros tipos de enfermedades por el mismo agente, del cual hay más de 70 grupos”, dijo Rangeón, quien aseguró que no se trata de una bacteria rara.  

Según explicó, ante la sospecha, en una consulta, el médico habitualmente pide un estudio en laboratorio, donde el bacteriólogo puede aislar a la bacteria y una vez aislada se puede hacer un antibiograma que indicará a qué antibiótico es sensible.

“Pero cuando la persona que adquiere esta bacteria tiene alguna patología de base, es un prematuro o un niño que tiene otra enfermedad, o bien es un niño de bajo peso, o que tiene complicaciones, y si el diagnóstico no está tomado a tiempo, va a producir secuelas que pueden llevarlo a la muerte”, advirtió la titular de Epidemiología.


¿Cómo se contagia?

“El germen lo podemos encontrar en la faringe, o sea en la garganta, en las fosas nasales e inclusive en el margen del ano”, detalló.

Entonces el contagio va ser a través de secreciones de una persona aparentemente sana. “Pueden ser secreciones nasales, al estornudar o al toser. Ese es el contagio directo, de persona a persona”, dijo.

El periodo de incubación, es decir, el tiempo que tarda la persona en manifestar los síntomas es en promedio tres días. “Es decir que el germen necesita incubarse tres días antes de dar síntomas”.

¿Cuál es su tratamiento?

“El tratamiento es antibiótico, con los que antibióticos que tenemos disponibles en todos los centros de salud”, indicó la funcionaria.

Ante los síntomas, la consulta debe ser rápida al profesional de asistencia de confianza. El médico es el que tiene que sospechar el posible agente. “Los métodos diagnósticos están disponibles y los antibióticos a los que esta bacteria es sensible también están disponibles”, aseguró Rangeón, quien además dijo que dado el avance de la ciencia y con un diagnóstico a tiempo, es muy difícil que una angina  estreptocócica genere complicaciones.

¿Cómo prevenir?

Las medidas de prevención para evitar el contagio son las mismas que se necesitan para una gripe o cualquier enfermedad respiratoria: estornudar y toser en el pliegue del codo, utilizar en lo posible pañuelos descartables y la adecuada deposición final.  

Además se pide mantener las normas de higiene. “La transmisión va ocurrir por el contacto directo o íntimo entre el paciente y el portador (que puede ser sano y tener la bacteria en la nariz, en la garganta o en la margen del ano)”, explicó.

Por último, la directora de Epidemiología local dijo que los grupos de riesgo son las personas “en las edades extremas de la vida, los niños pequeños y también los adultos mayores”.

No obstante, “va a depender del estado inmunitario, de las enfermedades de base y de las medidas de prevención e higiene personal”, agregó Rangeón, que insistió que las enfermedades son de notificación médico obligatorias y ella no tiene “ningún reporte de muerte por esta bacteria en Salta”.


En Esta Nota

Salta
Comentarios