“Cuando llegás desaparece el cansancio”: historias de peregrinos en bicicleta

Tras varios días de pedaleada llegan al Santuario del Señor y la Virgen del Milagro. Traen sus agradecimientos y sus ruegos desde el interior de la provincia.

12 Sep 2018

“Es una responsabilidad grande porque tenemos ruta y venimos con un ojo grande, con mucho cuidado”, comenta Ariel Sajama cuando se le consulta cómo es recorrer tantos kilómetros junto a su pequeño hijo en bicicleta.

Jesús tiene nueve años y junto a su padre partieron el lunes a la tarde desde el Paraje Las Juntas a más de 140 kilómetros de la capital salteña.

Casi dos días duró el recorrido sobre dos ruedas y al llegar Ariel afirma que “es una emoción tremenda llegar a los pies del Señor del Milagro, es algo inexplicable. Desaparece el cansancio, desaparece todo para volver de nuevo”.

Es el segundo año consecutivo que el hombre de 45 años realiza la peregrinación al Santuario del Señor y la Virgen del Milagro en bicicleta y la primera en que su hijo lo acompaña.

Fernando Cutipa tiene 28 años y es la octava vez que peregrina desde Molinos, a 183 kilómetros de la capital salteña.


Los primeros cuatro años los realizó caminando y los últimos los hizo en bicicleta. “Es algo único, hay un momento en que tenemos que bajar la Cuesta del Obispo y es muy alto, también te afecta la puna, te da mareos, te duele la cabeza. Entonces eso es lo más pesado de la peregrinación y después bien, el tema del clima esta vez no ha hecho tanto frio como años”, cuenta el joven de 28 años.

Junto a alrededor de quince peregrinos Fernando partió el lunes a la tarde y la mayor parte del recorrido lo realizaron de noche. “No se puede explicar lo que se siente pero estoy contento, al llegar se pasa el cansancio, el dolor” manifiesta el joven que trabaja en una panadería.

“Vengo a agradecer al Señor por la salud, soy papá hace un año y tres meses, vengo a pedir por la salud de mi hija, que se conserve siempre y también por la de mi abuela” relata Fernando.

Por su parte, Ariel comenta que agradece “por todo el sacrificio que hemos hecho, por todas las cosas que día a día nos pasan, agradecer el día que nos levantamos, que estamos con vida”.


En Esta Nota

Fiesta del Milagro
Comentarios