La previa a la final de la Libertadores, con la pasión a flor de piel

Mientras los hinchas de Boca le dieron un inolvidable respaldo al plantel “xeneize”, el “Millonario” se concentró en Cardales con una duda.

23 Nov 2018

No fue una jornada más la que vivieron los planteles de River y de Boca, a horas de la esperada revancha de la final de la Copa Libertadores.

Mientras el “Millonario” volvía a instalarse en Cardales, donde esperará concentrado el cotejo de mañana en el Monumental, los jugadores de Boca recibieron un inolvidable apoyo por parte de la hinchada que cubrió cada tendido del estadio de La Ribera.

En lo que se denominó el “Bombonerazo”, los simpatizantes “auriazules”, como un ruego, pidieron la Copa. Los futbolistas se vieron conmovidos por tanta muestra de cariño de unas casi 50.000 personas que estuvieron en la práctica abierta que el plantel realizó en el mítico escenario. Se habla ya de un récord mundial de asistencia de público a un entrenamiento. Unos 10.000 quedaron afuera. Debido al exceso de público, Gobierno de la Ciudad notificó al club la decisión de clausurar el estadio.

El entrenamiento sirvió para que cada uno de los jugadores del plantel sintiera con una profunda emoción cómo la multitud coreaba sus nombres. Si el jugador de Boca necesitaba un envión anímico para ir a jugar el partido más importante de la historia del club, ayer la tuvo.

Ni bien pisaron el césped y antes de comenzar con la práctica, los futbolistas alzaron sus brazos ante un público enfervorizado. Encabezados por Fernando Gago, los jugadores agradecieron el apoyo recibido mirando hacia todos los sectores de La Bombonera. Los fanáticos vibraron con el momento, y alentaron en el inicio de la práctica como si se tratara de un partido oficial.

Al final de la improvisada actividad, los jugadores se juntaron en el campo de juego y con un aplauso sostenido agradecieron tanta muestra de cariño.

Novedades “millonarias”

En lo que se refiere a lo futbolístico, en la actividad de ayer que se realizó en el campo de juego del hotel, el técnico Marcelo Gallardo empezó a dar una pista sobre el equipo que saldrá a jugar el partido de mañana. Formó con Armani; Montiel, Maidana, Pinola y Casco; Pérez y Ponzio; Quintero, Palacios y Martínez; Pratto.

La novedad de la sesión, que se realizó en horario vespertino, fue que cuando promediaba la práctica, Rodrigo Mora suplantó a Quintero. Se pasó de este modo de un 4-2-3-1 a un 4-4-2 definido.

Pero teniendo en cuenta de que Gallardo es un técnico al que le gusta mucho guardarse una carta baja la manga, no es descabellado predecir que alguna sorpresa le tenga guardada a los hinchas del equipo de Núñez.

Mientras que Guillermo Barros Schelotto confirmó que Leonardo Jara será el lateral derecho titular de Boca. Por otra parte, aunque muchos descuentan que Esteban Andrada volverá a ocupar la valla “xeneize”, no son pocos los que juegan unas fichitas a que el “Mellizo” pueda darle una nueva posibilidad a Agustín Rossi.

La mayor incertidumbre está centrada en quiénes estarán en la delantera. El único que tendría el puesto asegurado es Ramón Ábila. Luego de allí hay por lo menos seis candidatos a ocupar los dos puestos vacantes: Sebastián Villa, Carlos Tevez, Mauro Zárate, Darío Benedetto, Edwin Cardona y el juvenil Agustín Almendra.

Comentarios