La "carta de Dios" de Albert Einstein se vendió por U$S 2.9 millones, ¿qué dice?

La carta se considera una declaración de las creencias religiosas del científico más famoso del mundo.

05 Dic 2018

Una carta manuscrita de Albert Einstein en la que lidia con el concepto de religión rompió los pronósticos de los especialistas y se vendió por casi U$S 2.9 millones (£ 2.3 millones).

La llamada "Carta de Dios" se escribió en 1954 y se esperaba que su precio ronde los U$S 1.5 millones (£ 1.2 millones) en una subasta en Nueva York.

El científico ganador de un Premio Nobel, quien tenía 74 años, escribió la nota de una página y media al filósofo alemán Eric Gutkind en respuesta a una de sus obras.

FOTO DE LA BBC

Allí, realizó una declaración clave en el debate entre la ciencia y la religión:

"Esta carta privada, notablemente franca, fue escrita un año antes de la muerte de Einstein y sigue siendo la expresión más articulada de sus puntos de vista religiosos y filosóficos", dice una declaración de Christie's en la BBC.

En la carta, escrita en su alemán nativo, Einstein discrepa con la creencia en Dios. "La palabra Dios no es para mí más que la expresión y el producto de las debilidades humanas", escribe. "La Biblia es una colección de leyendas venerables pero aún más primitivas", dice.

"Ninguna interpretación, por sutil que sea, puede [para mí] cambiar nada sobre esto". El físico también reflexiona sobre su propia identidad judía, escribiendo que es "como todas las demás religiones, una encarnación de la superstición primitiva".

"El pueblo judío al que pertenezco gustosamente, y en cuya mentalidad me siento profundamente anclado, para mí todavía no tiene ningún tipo de dignidad diferente a la de todos los demás pueblos", escribe.

Sin embargo, no es la primera vez que las cartas de Einstein se han subastado. El año pasado, una nota escrita a un estudiante italiano de química que se había negado a reunirse con él se vendió por U$S 6,100.

Se vendió junto con otras cartas de Einstein, incluida una nota de 1928 que valía $ 103,000, en la que expuso sus pensamientos para su tercera etapa de la teoría de la relatividad. En 2017, una nota en la que dio consejos sobre una vida feliz se vendió por U$S 1.56 millones en Jerusalén. Una de sus frases dice: "Una vida tranquila y humilde traerá más felicidad que la búsqueda del éxito y la inquietud constante que conlleva".

Einstein escribió en la carta que estaba desilusionado del judaísmo, aunque dijo estar orgulloso de ser judío. En la carta, Einstein declaró: “Para mí, la religión judía no adulterada es, como las demás religiones, una encarnación de la superstición primitiva. Además, los judíos, son un grupo al que me alegra pertenecer, y en cuya mentalidad me siento profundamente anclado, pero que para mí no tiene ningún tipo de dignidad distinta de la de otros pueblos. Según mi experiencia, de hecho, no son mejores que otros grupos humanos, aunque estén protegidos de los peores excesos gracias a una falta de poder. Por lo demás, no hay nada que me haga deducir que son ‘los elegidos’”.

Einstein escribió decenas de cartas en las que mencionó a Dios o el judaísmo. “Nadie debería leer una carta de Einstein y pensar que resuelve lo que piensa sobre Dios”, dijo en una entrevista Walter Isaacson, autor de “Einstein”, una biografía publicada en 2007. Sus ideas cambiaban de una década a otra “o incluso de un día a otro”, comentó Isaacson.

La carta salió a la luz en 2008. Hasta entonces, al parecer había estado en posesión de los herederos de Gutkind (que murió en 1965). Entonces, el documento entró al universo de las grandes subastas, y se vendió por 404.000 dólares en Londres, según indica Clarín.

Comentarios