En una reunión cumbre, Urtubey recibió el apoyo de los intendentes salteños para su carrera presidencial

El Gobernador se aseguró el apoyo de 49 intendentes en una reunión donde no faltó asado, vino y tamales.

17 Ene 2019

Paraíso Los Los, un salón ubicado a dos kilómetros del pueblo de Chicoana, fue el lugar donde Juan Manuel Urtubey se aseguró el acompañamiento de la mayoría de los intendentes a su candidatura presidencial.

Desde la mesa, donde estuvo acompañado por su hijo mayor, Marcos, y algunos jefes comunales, el mandatario salteño recibió el apoyo de dirigentes oficialistas y opositores.

Después de degustar fiambres, tamales y un suculento asado comenzó el momento de las alocuciones.

Esteban Ivetich, anfitrión de la reunión, fue el primero en tomar la palabra para agradecer la presencia de sus colegas y reforzar la importancia que tiene para Salta contar con un dirigente de proyección nacional.

Las palabras del Gobernador llegaron minutos después. Allí relató las circunstancias que lo llevan a ser precandidato a presidente y brindó un resumen del contexto económico, político y social que atraviesa el país.

En diálogo con LA GACETA, el mandatario reconoció que el encuentro de hoy resulta vital para su campaña porque “es importante tener el apoyo de la mayoría de los intendentes de la provincia”.

Urtubey no se mostró sorprendido por la presencia de jefes comunales opositores como Américo Liendro (Unión Cívica Radical), Rita Carreras (Un Cambio Para Salta), Yolanda Vega  y Alejandra Fernández (Salta Nos Une); y expresó: “es como natural que en este caso Salta esté por encima de los partidos políticos. En la provincia venimos trabajando juntos y no sorprenden los niveles de consenso”.

EL LUGAR. La cumbre entre el Gobernador y los jefes comunales se realizó en un salón ubicado a dos kilómetros de Chicoana. LA GACETA

El encuentro, que duró poco más de cuatro horas, fue bastante ameno. Entre definiciones políticas se colaron algunos chistes, chicanas políticas y gritos de apoyo a la figura de Urtubey.

¿Qué se comió?

No hay que ser adivino para saber que en un acto de este tipo se come carne asada. La cumbre de Chicoana no fue la excepción. De entrada hubo tamales y asado de plato principal.

El encargado de la parrilla comenzó bien temprano con el fuego para poder servir a tiempo los 56 kilos de carne y embutidos que se compraron para la ocasión.

A esta importante cantidad de asado se sumaron 25 kilos de ensalada, que fueron comidos en su totalidad y más de 50 tiras de pan.

Cabsha fue el postre elegido para endulzar la jornada.

Comentarios