Vacaciones en auto: cómo actuar si en la ruta ocurre alguna contingencia

Aunque seas previsor, a veces hay imprevistos que, si no sabés solucionar, pueden generar peligro. Balizas y número de emergencia.

20 Ene 2019
1

PREVISIONES. No salgas a la ruta sin el “kit” que incluye balizas, por si un imprevisto te obliga a detenerte. TN.COM.AR

Las tan ansiadas vacaciones están a minutos de empezar. Hiciste todas las previsiones posibles: llevaste el auto al mecánico, controlaste la presión de las gomas, y también el nivel del aceite y del líquido refrigerante; recargaste el matafuego, llenaste el tanque y tenés a mano el número del servicio de emergencias de tu seguro...

Con suerte, será un viaje tranquilo y placentero... Pero nunca está de más saber qué hacer en caso de imprevistos, para no correr peligro y no generárselo a los demás.

Por de pronto: el riesgo que no depende de vos. Si otro vehículo viene de frente sobre tu calzada, tocá bocina insistentemente, y hacé cambios de luces para llamar la atención. Si no funciona, dirigí rápidamente el auto a la banquina para evitar un choque de frente. Las palabrotas seguramente serán inevitables, pero habrás salvado la vida. Y en cualquier caso que te obligue a detenerte en la ruta, además de mandar a todos los pasajeros a la banquina, lejos del auto, y encender las balizas, colocá las portátiles (esas que parecen un triángulo) a unos 150 metros (delante y detrás) del auto, para darles tiempo a los otros conductores a hacer las maniobras necesarias.

El “pinchazo”

Es el inconveniente “propio” que tiene mayores posibilidades de producirse. Y no importa si no sos muy experto al volante: te darás cuenta enseguida porque el auto se desviará hacia el lado de la goma pinchada; y si es una rueda delantera, sentirás una vibración en el volante. Cualquiera que sea el caso, no pises el freno (el auto tiene que ir perdiendo velocidad lentamente) y sujetá con fuerza el volante con las dos manos, haciendo lo posible para mantener el auto en línea recta. No olvides poner las balizas para advertir a otros conductores de algo pasa. Cuando ya vaya muy despacio, pisar el freno y de apartarse del camino para cambiar la goma.

El agua

Sería importante llevar líquido refrigerante en el baúl, porque incluso si saliste con el depósito en condiciones, puede pasar que falte. Prestá atención al tablero, que te lo va a indicar. Pero nunca aflojes el tapón del radiador con el motor caliente: puede quemarte la cara la nube de vapor que se formará. Esperá que se enfríe (podés ir rociando agua sobre el radiador para hacer más coto el proceso), encendé el motor y recién así agregá líquido hasta el nivel máximo. Controlá el tablero durante el viaje: si se quedó sin líquido quizás haya pérdidas en el tanque, y puede volver a pasar...

Los frenos

Si fallan y vas a alta velocidad, dale al pedal pisadas cortas, rápidas e intermitentes, y con el freno de mano actuá de manera progresiva y rápida, pero sin brusquedad. Aprovechá también la acción de frenada del motor para bajar la velocidad y apartarte del camino.

Comentarios