El Síndrome Urémico Hemolítico: advierten en Salta por peligro de contagio

La bacteria que afecta la sangre, los vasos sanguíneos pequeños y los riñones puede llegar a ser mortal en menores. Conocé cómo cudiarte.

22 Ene 2019

El Hospital Materno Infantil difundió hoy las medidas de protección cintra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) que afecta la sangre, los vasos sanguíneos pequeños y los riñones.

**** Según los profesionales del Hospital, el SUH es la segunda causa de insuficiencia renal crónica y de trasplantes en la Argentina.

“Una vez que la bacteria E coli (Escherichia coli) entra al organismo por la boca, la toxina de la bacteria pasa a la sangre y de allí va al riñón, cerebro y corazón destruyendo glóbulos rojos  y células de la coagulación de la sangre. Ahí ya tenemos un  niño grave, en terapia intensiva al cual le dejan de funcionar riñones, tiene convulsiones, se compromete el páncreas la parte renal o cardíaca, tiene un alto índice de mortalidad y son chicos que se dializan”, dijo la doctora Rosana Salim, jefa de Nefrología.

**** El síndrome urémico hemolítico es producto de una contaminación de una bacteria que se ingiriere en las comidas y está en la carne, el agua, la leche.

La familia debe saber reconocer los síntomas para llevar a los chicos inmediatamente a una consulta: “un chico que se ha alimentado y está pálido tiene que llamar la atención, es lo primero que aparece. Un niño que orina menos o ha dejado de orinar, debe hacer una consulta al pediatra. También está el cambio de ánimo porque tiene tendencia al sueño o está muy irritable. Si el niño tiene diarrea inmediatamente se debe hacer la consulta al pediatra”, dijo Salim.

“El Hospital de niños y los centros de salud periféricos están capacitados para hacer diagnóstico precoz”, dice la especialista.  

IMAGEN ILUSTRATIVA de YouTube

¿Cómo manejar los alimentos en el hogar?

El SUH es prevenible, y para esto hay que prestar atención a cómo maniulamos los alimentos en el hogar.

En el supermercado, se debe comprar al último los alimentos fríos: leche, carne yogures, para no perder la cadena de frío.

No contaminar alimentos: cortar la verdura con una tabla y un cuchillo por separado de la carne. Lavar muy bien los alimentos.

Cuando llegamos a casa, poner la carne en un recipiente y reciñen en la heladera. Así se evita la contaminación a otros alimentos que se encuentran allí.

Lavarse las manos luego de ir al baño a defecar, adultos y niños. Higienizar con lavandina los baños.

El Comité Nacional de Nefrología pediátrica prohibió a los niños menores de 5 años el uso de carne molida. La bacteria muere en carne a los 75º grados, en la carne molida no muere.

Si bien el agua es potable, en esta época se recomienda hervir entre 20 y 30 minutos, luego dejarla enfriar y esa agua es la que se debe consumir.

Prestar atención a los natatorios donde van niños porque a veces defecan allí: “hay múltiples gérmenes allí: diarrea, hepatitis”, explica la doctora. Llevar a los chicos a natatorios correctamente habilitados.

Comentarios