Increíble: tenían un pingüino en las sierras de Córdoba ¿por qué es ilegal?

La Policía Ambiental de esta provincia secuestró el martes un pingüino de Magallanes que una familia tenía en el patio de su casa, en Santa Rosa de Calamuchita.

13 Mar 2019

La Policía Ambiental llegó al lugar luego de que un vecino denunciara a una familia que tenia en su casa, al menos hacia 20 días a un pingüino de Magallanes.

Según indicó a La Voz Adrián Rinaudo, titular de la Policía Ambiental, se trata de un pingüino juvenil, solitario, que se encuentra en buen estado de salud.

La persona que lo tenía nos relató fue a vacacionar al sur de la provincia de Buenos Aires, lo encontró solo, le tuvo lástima y lo cargó en el auto y se lo trajo a Córdoba. Seguramente este pingüino venia migrando y esta gente se lo trajo a Córdoba”, dijo Rinaudo.

La familia lo había encontrado en las playas de Miramar, Buenos Aires, a unos 1.100 kilómetros de Calamuchita, según explicaron desde Policía Ambiental a La Voz.

El animal ya se encuentra en el Zoológico Córdoba, donde es sometido a una serie de estudios, antes de ser devuelto a su hábitat natural. “Estos animales se alimentan de pescado. Ayer en el Zoológico se lo puso en cuarentena y lo alimentaron. Se alimenta muy bien. Se alimenta en el agua, no come fuera del agua”, dijo.

El pingüino de Magallanes (Spheniscus magellanicus) es la especie que habitualmente se observa en las costas argentinas. Los adultos suelen pesar hasta 6 kilos y miden medio metro de alto.

IMAGEN DEL DIARIO LA VOZ

Mascotismo y tráfico ilegal

El tráfico ilegal de especies animales es el tercer negocio más lucrativo en el mercado negro del mundo. Argentina es un país tanto de tránsito del tráfico de especies, como generador de mercados internos y externos para especies silvestres a servir de ‘mascotas’. Animales como el puma, ocelote, aguará guazú, tapir, monos e innumerables especies de aves y reptiles son víctimas de los traficantes.

Estas y muchas otras especias autóctonas no son mascotas y,  al alejarlas de sus ambientes naturales, se pone en peligro toda la especie.

En Salta y el país, la tenencia de animales silvestres como mascotas está prohibida y penada por leyes de fauna nacional y provincial. Ley provincial Nº 5.513 y Nacional 22.421. Poseer o trasladar animales silvestres implica incurrir en infracciones con consecuencias como multas y sanciones.

Si conocés en Salta a alguien que posee animales autóctonos en tu casa o los vende y sospechas que es ilegal, llamá al teléfono de emergencias 911.

IMAGEN DEL DIARIO LA VOZ

El Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de la Provincia, autoridad de aplicación de la Ley 7070 de Protección al Medio Ambiente y Ley 5513 de Protección de la Fauna Silvestre, trabaja para prevenir y erradicar el tráfico ilegal, el mascotismo, de especies nativas así como el rescate y rehabilitación de ejemplares incautados. Las acciones son desarrolladas en forma conjunta con fuerzas de seguridad como Policía Ambiental y Gendarmería Nacional con el objetivo de proteger a las especies nativas contra la caza furtiva, el mascotismo y el tráfico ilegal.

El Ministerio actúa por denuncias de ciudadanos a su dependencia, al 911 o a su comisaría más cercana o cuando las fuerzas de seguridad realizan operativos en los que se incautan todo tipo de ejemplares pertenecientes a la fauna silvestre, los que luego son ingresados en la Estación de Fauna Autóctona.

Lo que debe saber la comunidad

La Ley 5513 considera fauna silvestre a los animales que viven libres e independientes del hombre, en ambientes naturales o artificiales o que viven bajo control del hombre, con autorización de las autoridades competentes. Está prohibida la tenencia de animales silvestres como mascotas a excepción de las especies expresamente autorizadas por el Ministerio de Ambiente dentro de un proyecto sustentable que permita su racional manejo.

Son animales silvestres de la provincia de Salta, protegidos por Ley: Puma, Tapir, Tortuga terrestre, Tucán, Quirquincho Bola o Mataco, Coatí, Zorro Pampa, Mono Caí, Mono Carayá, Taguató, Mono Mirikiná, Cóndor Andino, Gato Montes, Comadreja Overa, Cata Común, Loro Hablador, Iguana Colorada, Lampalagua, Corzuela Parda, Suri, Oso Hormiguero, Oso Melero, entre otras especies consideradas “amenazadas”.

Quitar a un animal silvestre de su hábitat implica un riesgo sanitario para las personas ya que pueden transmitir (y nosotros a ellos) enfermedades zoonoticas, como psitscosis, rabia, fiebre amarilla y tuberculosis, entre otras. Además, se produce un daño irreversible en el hábitat de los animales porque disminuyen sus poblaciones. Además, muchas veces las personas no pueden cuidarnos ni mantenerlos correctamente y esto genera que muchos de ellos mueran en malas condiciones.

En Esta Nota

Buenos Aires Argentina 911
Comentarios