Yo te recomiendo: tres libros para disfrutar

Luis Cisneros. Tiene 30 años y coordina la radio comunitaria FM San Javier, que funciona en el Centro Integrador Comunitario de esa localidad.

21 Jun 2019

1) 1984

George Orwell

Centro Editor de Cultura (252 páginas)

Lo elijo porque...

porque me ayuda a reflexionar sobre la posibilidad de un país gobernado por una persona autoritaria. A pesar de ser una novela ficticia y de haber sido escrita hace 70 años, describe cómo los dispositivos tecnológicos vigilan a los ciudadanos. El control que se ejerce sobre las decisiones de las personas hace que uno se pregunte si esa situación no estaría ocurriendo hoy.

Fragmento de “1984”

“En su segundo minuto, el odio llegó al frenesí. Los espectadores saltaban y gritaban enfurecidos tratando de apagar con sus gritos la perforante voz que salía de la pantalla. La mujer del cabello color arena se había puesto al rojo vivo y habría y cerraba la boca como un pez al que acaban de dejar en tierra. Incluso O’Brien tenía la cara congestionada. Estaba sentado muy rígido y respiraba con su poderoso pecho como si estuviera resistiendo la presión de una gigantesca ola”.

2) Relato de un náufrago

Gabriel García Márquez

Sudamericana (102 páginas)

Lo elijo porque...

me gusta el estilo de Gabriel García Márquez. Y en esta obra -en particular- el escritor narra con excelente precisión los días que un marinero colombiano que sobrevivió a un naufragio. Se trata de un hecho real ocurrido en el mar Caribe. La historia me atrapó desde el principio. Así como también el modo en el que Gabo ha decidido publicarla en el diario donde trabajaba.

Fragmento de “Relato de un náufrago”

“Al principio me pareció que era imposible permanecer tres horas solo en el mar. Pero a las cinco, cuando ya habían transcurrido cinco horas, me pareció que aún podía esperar una hora más. El sol estaba descendiendo. Se puso rojo y grande en el ocaso, y entonces empecé a orientarme. Ahora sabía por dónde aparecerían los aviones: puse el sol a mi izquierda y miré en línea recta, sin moverme, sin desviar la vista un solo instante, sin atreverme a pestañar, en la dirección en que debía de estar Cartagena”.

3) Cinco semanas en globo

Julio Verne

Hyspamerica Ediciones  (334 páginas)

Lo elijo porque...

este libro fue el primero que leí, cuando era un niño. Ahora lo compré para rememorar esas hermosas aventuras. Admiro muchísimo las obras de Verne: ha descrito lugares de la Tierra que nunca había visitado. En este caso, el lector puede imaginar que conoce el continente africano desde arriba de un globo aerostático.

Fragmento de “Cinco semanas en globo”

“El viento se desencadenaba con una aterradora violencia en esa atmósfera abrasada; retorcía las nubes incandescentes; parecía el soplido de un inmenso ventilador que activara el incendio. El doctor Fergusson mantenía al máximo el calor de su soplete; el globo se dilataba y subía; de rodillas, en el centro de la barquilla, Kennedy sujeta las cortinas de la tienda. El globo giraba hasta producir vértigo y los viajeros sufrían inquietantes oscilaciones. En la envoltura del aeróstato se producían grandes huecos”.

Comentarios