Yo te recomiendo: tres libros para disfrutar

Sofía Troncoso es fotógrafa y estudia cine en la escuela universitaria de la UNT. Es salteña y hace 11 años que vive en Tucumán.

24 Jun 2019

Diálogos de cine

Fernando Birri - Carmen Guarini

Treinta y seis (127 páginas)

Lo elijo porque...

El libro es el resultado de siete encuentros mantenidos entre Fernando Birri y Carmen Guarini, en enero de 2017. Contiene una de las últimas entrevistas al cineasta argentino. Contiene una de las últimas entrevistas al cineasta argentino, conocido como el padre del “Nuevo Cine Latinoamericano”. El lector puede acceder a un intercambio entre cineastas de diferentes generaciones.

Fragmento

“Vos ves ahí un cine que está naciendo con todas sus imperfecciones pero, al mismo tiempo, con encanto, con magia, que es lo que creo que hay que rescatar de todo este magma cinematográfico que es hoy el nuevo Cine Latinoamericano”.

Los colores de la felicidad

Viviana Rivero
Booket (438 páginas)

Lo elijo porque...

Este libro cuenta una historia de amor entre una fotógrafa argentina y un revolucionario cubano. Ambos andan en la búsqueda de un ideal: la libertad. Ambientada en Cuba en el año 1958, la obra introduce relatos reales, como la revolución cubana y el secuestro de Fangio. Se trata de una invitación a una aventura en la que pasa de todo. Es el día a día cubano, y cómo reaccionan los protagonistas.

Fragmento

“El libre albedrío de un hombre es decidir lo que quiere hacer con su vida: pequeñas grandes cosas como dónde vivir, con quién compartirla, de qué trabajar. Resolver lo que quiera sobre sí mismo y en todas las áreas. Estamos tan acostumbrados a disfrutarlo...”

La voz ausente

Gabriel Rolón

Emecé (540 páginas)

Lo elijo porque...

Esta obra de Gabriel Rolón es un thriller psicológico que te atrapa desde el primer capítulo. Los interrogantes se enlazan con la mitología griega y con ideas de filósofos, como Nietzsche. A través de sus páginas, Rolón aborda dos grandes enigmas: la sexualidad y la muerte. Narra sobre las emociones y las miserias humanas que va encontrando el protagonista en su camino por alcanzar la verdad.

Fragmento

“Usaban esos lugares para blanquear hijos de desaparecidos, ¿entiende? Los internaban ahí, y después los daban en adopción (...). Así que olvídese de encontrar algo de esos años (...) Hay momentos en la vida en los que pareciera ser que Dios existe”.

Comentarios