Para Dante Spinetta, el trap está revitalizando la música argentina

El músico, que se ha subido a la movida que rompe todos los charts, habló sobre su nueva etapa musical.

19 Ago 2019

Dante Spinetta ha puesto todas sus fichas en el trap local. Ese género que nació de la costilla del rap, en Estados Unidos, durante la década del 90, está pisando cada vez más fuerte en toda Latinoamérica y en la Argentina en particular. Tanto, que ha seducido con sus ritmos y letras suburbiales a músicos de otros géneros, que se han subido a ese tren.

El ex Illya Kuryaki and the Valderramas reunió a figuras del rap y de la música urbana como Neo Pistea, Fianru, XXL Irione, Vazquez y Dakillah para Sony Music y ayudó a posicionar a la escena urbana en las bateas y en los oídos del público.

Este año editó el single "Verano Hater" con Duki y luego "No sigas" con Neo Pistea, que tendieron puentes entre la primera camada de raperos y amantes del hip hop y los representantes de la línea dura de la movida urbana que sacude Spotify.

En una charla con la agencia Télam sobre el regreso de la música argentina a los primeros planos de la escena latina, Dante consideró que la nueva generación está "explotando como nunca" y añadió que para el pop y el rock argentino "es un gran momento porque la Argentina vuelve a ser una capital creativa muy importante".

-¿En qué momento volviste al urbano después de haber sacado "Puñal"? ¿Sentiste que esa vena te empezaba a vibrar de nuevo?

Sí. Bueno, a "Puñal" lo empecé a escribir en un momento que me sentía muy atravesado por muchas cosas. Es un disco que abre otra puerta en mí en lo musical, lo artístico, que también voy a seguir explorando, pero para mí volver a la calle con el sonido era algo que iba a volver a pasar. Pasó ahora, retomar lo que siempre hice con "El Apagón", con "Pyramide" y parte de Illya Kuryaki. En un momento también donde me inspiran cosas locales, convoqué a Duki y a Neo porque son artistas que admiro, entre otros. Me parecen bestias y que hace rato que no me gusta tanto música urbana argentina. Se dio de una manera natural la amistad y la situación de colaborar y eso es lo que vale, la impronta de "che, boludo, hagamos algo".

- ¿Cómo te fueron surgiendo los temas con Duki y Neo? ¿De qué querías hablar? El de Neo, ¿cómo metés en una historia de amor a un tipo que prefiere hablar de la calle?

- No, Neo habla bastante de amor, mirá su último tema Karma. Justamente hay algo que me atrajo mucho y me sentí muy afín con esta generación de músicos urbanos que es que son abiertos, también. Les gusta la música, están abiertos a la música. No es que somos raperos y nada más escuchamos rap, no hay tantas leyes. Y hay un apoyo de comunidad, todos se apoyan entre sí y van creciendo. Creo que eso le faltó al rap quizás en los 90 y los 2000, de empujar en conjunto. Siempre hubo una bola hater entre todos, estaban todos peleados con todos, por eso también costó que la escena crezca. Hubo raperos increíbles que capaz que quedaron más en el under en esa época. Pero las calles tienen reconocimiento también, por ser parte de la historia fundacional. Yo la verdad no analizo tanto la situación, la rompen o no y ya está. Cuando aparece alguien que la aplica ya fue, no me importa si es de una generación o de otra, si tiene 20 años o 40. Lo bueno está bueno, corta. Lo que se disfruta, lo que te atrae o tenés una sensibilidad afín, va.

Duki, uno de los elegidos por Dante para activar su etapa trap.

- Hubo críticas por el uso de autotune y de los programas informáticos para componer. ¿Qué pensas?

- Lo que importan son las ideas, las herramientas van y vienen. ¿Qué importa si es con una guitarra o con un teclado? Lo que importa es lo que termine siendo la canción. Obviamente pienso que cuando un músico toca bien tiene muchas más herramientas y a mí me encantan los músicos, yo tengo la banda más Premium de Argentina. Ahora metí tres más: está Axel Intro en teclados, Mati Rada en guitarra, Mati Méndez en bajo, Pablito González en batería y Carlitos Salas en percusión. Son la negrada más pesada de todas, la banda suena durísimo. Me encanta eso, pero también cuando he tenido que salir a tocar con un soundsystem  con un DJ y otro rapero haciéndome los apoyos también lo hice, por una necesidad que en ese momento no cortaba tickets para armar una banda y no me detuvo eso. Por eso digo, lo que está bueno es cuando está bueno algo y ya está. Hay que relajarse con el "no, che, usás Autotune": uso Autotune porque se me cantan las pelotas, no porque no sepa cantar.

Igual hay que diferenciar, me parece que hay gente que está más ligada al show bussiness, al espectáculo. No quiere decir que sean artistas, es muy diferente ser un intérprete del espectáculo a ser un artista. Un artista es alguien que tiene algo para decir que tiene que ver con una expresión y algo más genuino. Viene de otro lado, son dos cosas diferentes. Hay música que está hecha para ganar plata y general y música que está hecha por una necesidad de contar algo. Son dos cosas totalmente diferentes y que conviven. Como vos decías, vos lo ves y está bueno el show igual. Capaz no vas a ver a Britney Spears como cuando vas a ver a Herbie Hancock. Si vas a ver a Britney Spears ya sabés que no te importa si canta o no en vivo, querés ver a las 8.000 bailarinas y toda la escenografía.

-¿Cómo ves la escena completa de la música argentina incluyendo al pop y al rock?

- Creo que Argentina está lista para volver a romper todo. Ojalá pase. Me pasa con Usted Señálemelo. Son grosos, para mí en rock es la mejor banda de América Latina para hacerla. Hay muchas cosas buenas en Argentina. Vuelve a ser una capital de creación importante. Todos los que venimos dándole también, que estamos frescos. También me encanta la movida urbana y me parece que es el mejor momento urbano de Argentina. A nivel internacional también lo que está representando Argentina, está re bien representado y para mí es un orgullo ser parte fundacional del urbano. Se volvió a hacer música que puede conquistar al público de otros países y que por su calidad es exportable. Ahora hay toda una nueva generación que está explotando y como nunca, capaz. Hay nuevos horizontes que se están abriendo y es groso. Creo que Argentina a nivel raperos es el país que más me gusta en América Latina. No por ser argentino, lo digo de verdad.

Dante y Duki, durante el rodaje de

Comentarios