Robaron la bicilibrería: el joven librero pide localizar su única fuente de trabajo

Del interior de la casa donde vive Víctor Butrón, le sustrajeron la “bicicleta con techo”, con la que transportaba decenas de libros para vender en el centro y en la universidad.

30 Ago 2019

Cuando llegó ayer a su casa en barrio Castañares, al ingresar ya se vio sorprendido porque la puerta de reja de la entrada estaba rota. Pero más sorpresa fue cuando no encontró su bicicleta, la que dejó encadenada en el interior de la vivienda. Esa bici, para Víctor Hugo Bultrón, es su movilidad, su trabajo y su fuente de ingreso para pagar el alquiler de donde vive.

Es la bicilibrería lo que le robaron. También es conocida como “la bicicleta con techo”, por la estructura que él mismo le construyó para trasladar los libros que vende en el centro de la ciudad y en la Universidad Nacional de Salta.  

“Según los otros inquilinos de la casa, a las 8 de la mañana (de ayer) encontraron la puerta de rejas apoyada en la pared”, relata Víctor, visiblemente habían ingresado a la vivienda forzando ese ingreso. Así entraron y se llevaron solamente la bici de este joven librero, quien hoy reclama por su "único medio de trabajo" en las redes sociales.

“Se busca  bicicleta robada”, publica Víctor en Facebook. “Si usted vecino honesto de la zona vio algo o sabe algo del robo sucedido ese día (jueves 29) por favor avíseme”, dice el posteo, en el que también se observa el lugar donde vive el joven.

La zona es conocida como “grupo 648” del barrio Castañares, muy cerca de la universidad. “Por suerte el día anterior había sacado la caja de los libros”, recuerda, pero lamenta a la vez que ya no tiene con qué trasladar los ejemplares, tal como lo venía haciendo desde febrero de 2014.

Además cuenta que en la policía no le tomaron la denuncia por no contar con los papeles de la bicicleta. “La tengo desde 2001 y no sé dónde están los papeles”, exclama, masticando la bronca por lo bajo.

Víctor dice que “rara vez pasa la policía” por las calles de su barrio, pero cree que algún vecino puede saber dónde hallar su bici. Por eso pide ayuda.  

“Necesito urgente recuperarla, es mi único medio de trabajo para trasladar los libros que vendo en la UNSa y en el centro. No me alcanza para comprar otra bicicleta igual. Gratificaré económicamente a quien aporte datos concretos que me ayuden a recuperarla”, publica el bicilibrero en su cuenta de Facebook.    

Comentarios