“Saga” corrió casi 20 horas en los Alpes y ahora es uno de los mejores del mundo

Santos Gabriel Rueda es “Saga”, el salteño que logró una de las mejores marcas en el circuito más preciado por los corredores, el Ultra Trail de Mont Blanc.

09 Sep 2019

Desde el norte de Europa, Santos Gabriel Rueda, “Saga” como le dicen los amigos, disfruta su último gran logro: “Llegar a la meta fue impresionante; una carrera de más de 100 kilómetros ya es un objetivo grande, no son fáciles de terminar, es mucha distancia y muchas horas. Estuve 19 horas y media corriendo”, comenta a LA GACETA el joven salteño de 28 años que se ubicó entre los 10 mejores corredores del mundo.

Luego de terminar noveno en Ultra Trail de Mont Blanc 2019 (UTMB), una carrera de 145 kilómetros que une Francia, Suiza e Italia en un recorrido por los Alpes, Santos se convirtió en uno de los top ten de los deportistas de esta disciplina.

Viene entrenando desde 2012, cuando empezó desde Aguas Blancas se fue a estudiar Ingeniería Nuclear en el Instituto Balseiro de Bariloche. Comenzó como una actividad física más, “para despejar la mente y bajar de peso”, recuerda. Pero pronto, esas salidas a correr se convirtieron en una pasión y una forma de vida.

Una vez graduado y trabajando como ingeniero becario del Centro Atómico de Bariloche, Santos se propuso nuevas metas y así llegó a integrar el seleccionado argentino de runner.

“Hasta principio de año combinaba las dos actividades, trabajando ocho horas como cualquier persona y el resto entrenaba una hora o dos como mucho, y eso es repoco para competir a nivel internacional”, dice. Por eso, pasado el verano, el joven tomó una licencia en el trabajo y comenzó a entrenar arduamente para competir a nivel internacional.

Físicamente preparado, Santos participó del Mundial Trail 2019 de Protugal, en junio. Allí representó al país junto a otros once corredores argentinos. “Eso fue un evento grandioso; había un nivel impresionante y pudimos concretar esa tarea. También estuve corriendo en el norte de España, una carrera donde me pude quedar con el primer lugar. Estuve corriendo en Suiza y a finales de agosto pude correr el Mont Blanc que fue como el cierre de toda esta gira”, detalla la travesía que alguna vez soñó y pudo cumplir gracias al esfuerzo personal y el apoyo de amigos.

“Los amigos y familiares más cercanos me ayudaron a vender la rifa que estuve vendiendo para venir (a Europa)”, cuenta y a la vez agradece a aquellos que por su colaboración hicieron posible su viaje. “Sé que no cualquiera lo puede hacer y haber podido hacerlo me deja muy tranquilo”, agrega.

Además señala que hoy se encuentra con personas que le “golpean el hombro” y le dicen: “Saga tenés nuestro apoyo”; pero recuerda que meses atrás no tenía cómo financiar su sueño  y solo contaba con los más cercanos. “Necesitaba un apoyo concreto y solamente lo he recibido de los amigos más cercanos. Hoy dicen ‘te apoyo’, pero el apoyo a veces uno lo necesita antes para que se hagan más cosas de este tipo”, dice Santos. Si bien no quiere hacer de este comentario un reclamo, sí considera importante que desde los Estados se instrumenten ayudas a los chicos que pelean por conseguir una meta.

“Hay muchos chicos que están corriendo muy bien y que sin duda viajar al exterior no lo pueden hacer porque nadie los banca”, asegura el joven que en pocos días volverá a la Argentina, para retomar el trabajo y seguir corriendo.

En Esta Nota

Salta Argentina
Comentarios