Alberto Fernández celebró la “unidad” del peronismo y pidió que los salteños apoyen a Leavy

El candidato a presidente no se metió en la interna salteña, pero demostró claramente quién es su candidato para la gobernación.

29 Sep 2019

La llegada de Alberto Fernández a Salta resquebrajó aún más la tensa relación que mantienen Sergio Leavy y Miguel Isa desde que se constituyó el espacio en la provincia. Desde el escenario montado en el Delmi, el candidato presidencial celebró la “unidad” del peronismo salteño, pero no dudó en demostrar que su candidato en la provincia es el exintendente de Tartagal.

Incluso, esta idea quedó reforzada cuando Fernández abandonó el polideportivo para volver a Buenos Aires. La camioneta que lo llevaba tuvo que disminuir la marcha por la decena de personas que quería saludar al candidato. Gentilmente, bajó la ventanilla del acompañante para estrechar su mano con los fanáticos y les dejó un mensaje claro: “acompañen al ‘Oso’”, en alusión a Leavy.

Apenas pisó suelo salteño, Alberto Fernández fue recibido por el vicegobernador de la provincia y su esposa, que habían llegado minutos antes de las 17 al aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes. Rápidos de reflejos, desde el equipo de prensa de Isa hicieron circular rápidamente las fotos de la recibida y a los pocos minutos los dirigentes que estaban en el Delmi empezaron a hablar del tema.

En el escenario tres sillas esperaban a los invitados y el misterio era saber quiénes las ocuparían. La respuesta se conoció después de las 19. Lejos de lo que podía especularse, esos espacios estuvieron preparados para Juan Manzur, gobernador electo de Tucumán, Alberto Fernández y Andrea Barbieri, esposa de Leavy. Isa tuvo que conformarse con una silla ubicada en la primera fila, abajo del escenario.

Durante su enfático discurso de campaña, Fernández habló del país que dejará Mauricio Macri a partir del 10 de diciembre, los desafíos del próximo gobierno y dedicó un párrafo especia al peronismo salteño. En este sentido celebró la “unidad” entre los dirigentes y apostó que a pesar de las diferencias trabajen en conjunto por la “Argentina que se viene”. “Gracias ‘Oso’ y Miguel por estar unidos” expresó, pero no dudó en mostrar su favoritismo por uno de los dos.

Esta situación generó molestias entre los dirigentes cercanos al vicegobernador de la provincia. Con canticos y gritos ensordecedores hicieron escuchar el nombre de candidato.

FOTO LA GACETA / NICOLÁS MILLER

“La lealtad se reconoce”

Consultado por esta situación, Emiliano Estrada, compañero de fórmula de Sergio Leavy, descartó cualquier tipo de polémica y declaró que Alberto Fernández vino a acompañar al precandidato a gobernador en el marco de su campaña.

“De Alberto no se puede esperar otra cosa porque Leavy siempre estuvo con él y con Cristina, hasta en los momentos más difíciles”, dijo el exministro de Economía de la provincia y agregó: ““En el Frente de todos hay compromiso con un proyecto político y dentro del frente la lealtad se reconoce”.

En diálogo con LA GACETA, Estrada sostuvo que Fernández tiene esperanzas de que Salta “se sume al proyecto nacional”. “Hace 30 años tenemos dirigentes políticas que por una u otra razón tenemos dirigentes que nos alejaron de los gobiernos nacionales y eso termina afectando en la calidad de vida de los salteños”.

Comentarios