Macristas y albertistas se dan ganadores del debate, y se preparan para otro round

El primer debate de candidatos a presidente, de cara a los comicios del 27, despertó críticas y halagos, según correspondiera a propios o ajenos de cada uno de los seis espacios que estuvieron representados en la Universidad del Litoral.

15 Oct 2019

Dirigentes de cada partido destacaron el desempeño de su postulante, pero la mayoría de las opiniones se enfocaron en los aspirantes de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, Mauricio Macri y Alberto Fernández

Sin demasiada repercusión quedaron las exposiciones de Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), José Luis Espert (Frente Despertar). Analistas, no obstante, destacaron que estos candidatos también sacaron ventajas ya que lograron visibilidad que quizás antes no tenían. Esta semana será clave para el último debate, que será en la UBA, sólo siete días antes de elegir al próximo jefe de Estado.

Debate

1.- Francisco Quintana
El secretario general de PRO, Francisco Quintana, afirmó que en el oficialismo nacional están conformes con el desempeño en Santa Fe del presidente Mauricio Macri en el primer debate de cara a las presidenciales. “Vimos a un Mauricio Macri sereno, convencido y moderado, a partir de lo hecho en estos cuatro años y de tener en claro las propuestas para un segundo mandato. Nos fuimos muy satisfechos quienes estuvimos en el debate”, sostuvo Quintana. “Ellos no pueden disimular su esencia, que es ser un espacio reaccionario, confrontativo, que subestima no sólo al adversario sino también a los argentinos”, opinó en relación al Frente de Todos. “Los kirchneristas no vuelven mejores ni distintos”, finalizó.

2.- Áxel Kicillof
Entre las frases más fuertes del primer debate presidencial, estuvo la acusación del presidente Mauricio Macri contra el candidato a gobernador por el Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires de estar vinculado al narcotráfico. “Me imagino que Kicillof va a hacer una narco-capacitación en las escuelas”, dijo en un pasaje del debate el candidato a la reelección presidencial macrista sobre el rival de María Eugenia Vidal en el distrito más importante del país. “Es campaña sucia. No vamos a recurrir a una campaña sucia, pero el problema es que van a seguir las provocaciones. Provocan para que estemos todo el día a la defensiva, para que perdamos el tiempo, para que cada uno con el que hablamos se distraiga y nos venga con esas cosas”, respondió ayer Kicillof en Junín, durante un acto que compartió con Sergio Massa. “Quedan dos semanas, no podemos dejar ni un minuto que nos saquen la concentración”, agregó el ex ministro de Economía durante la segunda presidencia de Cristina Kirchner (2011-2015).

3.- Miguel Ángel Pichetto
El senador peronista y candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, dijo que era una “pavada” lo que sugirió Alberto Fernández, durante el debate presidencial, respecto a que Argentina mandaría tropas a Venezuela. “Fernández no puede pronunciarse categóricamente en contra de la dictadura porque su compañera de fórmula, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, mantiene negociaciones con Nicolás Maduro y con Raúl Castro, entonces saca esta pavada de que van a mandar tropas y que van a invadir Venezuela”, afirmó Pichetto. Y señaló: “Argentina va a continuar presionando junto a Estados Unidos, Brasil y el Grupo de Lima para que Maduro se retire y haya democracia libre en Venezuela”.

4.- Agustín Rossi
“Hablando de dedito... el de la foto soy yo, sentado en mi silla alta en vera. Huelga decir que todavía no era kirchnerista”, publicó el jefe del bloque Frente de la Victoria-PJ en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, publicando una foto suya de niño para defender de las críticas macristas por el gesto de Alberto Fernández de mover su dedo índice mientras hablaba en el debate. “El dedito no acusa, indica; no advierte, invita a reflexionar; marca el camino. El dedo de Alberto Fernández señala un horizonte de esperanzas y ahí vamos”, fue la defensa de Rossi de quien consideró que será el próximo presidente del país. “¿Dónde quedó la gira mágica y maravillosa por los pueblos de Macri?” -se preguntó luego-. “Subió al ring y no dijo nada del ‘sí se puede’. Mostró que le está mintiendo a su propia gente. Ni piensa en ganar. Vean de nuevo el debate”, finalizó.

5.- Mario Negri

El jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara Baja, el radical Mario Negri, cuestionó la actitud del candidato del Frente de Todos: “con su arrogancia, parecía Cristina (Kirchner) en cadena nacional”. “Alberto Fernández dijo que no debía prepararse porque tiene 40 años de política. Eso me pareció arrogante y todo esto se notó. Usó el dedito disciplinador, como Cristina en cadena consagrando verdades”, señaló Negri. Y agregó: “(Alberto Fernández) no entiende nada, habló de fuga de capitales y olvidó que en el kirchnerismo se fugaron 100.000 millones de dólares. Además, quiso asustar a la gente diciendo que Macri quiere mandar militares a Venezuela. El acuerdo del Grupo Lima lo prohibe. Evidentemente no se preparó”.

6.- Segundo round
El segundo debate con los candidatos será el domingo 20 de octubre, sólo siete días de las elecciones. A diferencia del primero, que tuvo lugar en la sede de la Universidad Nacional del Litoral en Santa Fe, el lugar elegido será en la facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Según lo fijado por la Cámara Nacional Electoral (CNE), en el próximo debate los candidatos tendrán la oportunidad de hablar sobre Seguridad, Empleo, Producción e Infraestructura, Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado, Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda. Mauricio Macri y Alberto Fernández estarán más cerca en la UBA: en Santa Fe, el Presidente y candidato del frente Juntos por el Cambio se posicionó en un extremo, seguido por José Luis Espert, Juan José Gómez Centurión, Roberto Lavagna, Fernández y Nicolás del Caño. La disposición de los atriles en Buenos Aires tendrá a Macri y Fernández uno al lado del otro, seguidos por Del Caño, Lavagna, Gómez Centurión y Espert. Los candidatos podrán elegir dirigirse a otro, hacer una referencia a un contrincante, o rebatir lo que dijo alguno de los participantes. Si eligen usar ese tiempo para hacerle una pregunta a otro, éste no está obligado a responder cuando le toque su tiempo. Por otro lado, no podrán tener un apunte o “ayuda memoria” en el atril: cada uno contará con hojas en blanco y lapiceras que dispondrán la organización en cada debate. En cuanto a los moderadores, para el segundo debate fueron elegidos María O’Donnell, Marcelo Bonelli, Mónica Gutiérrez y Claudio Rígoli. Sin demasiada repercusión quedaron las exposiciones de Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás del Caño (FIT), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), José Luis Espert (Frente Despertar). Analistas, no obstante, destacaron que estos candidatos también sacaron ventajas ya que lograron visibilidad que quizás antes no tenían. Esta semana será clave para el último debate, que será en la UBA, sólo siete días antes de elegir al próximo jefe de Estado.

Pablo Yedlin (PJ)

“Como en las redes, cada uno ve lo que quiere”

El ministro de Desarrollo Social, Pablo Yedlin, brindó su impresión del debate. “Me parece que es lo mismo que nos pasa con las redes sociales: cada uno ve y escucha lo que quiere escuchar. Cada uno seguramente ha ratificado lo que piensa. En el caso mío, creo que el debate ha sido claramente ha favorecido a Alberto Fernández”, expresó. Además, criticó la postura de Mauricio Macri. “Hemos visto un presidente que no tiene contacto con la realidad”, dijo en referencia a temas de salud y educación.


Colombres garmendia (Juntos)

“La gente no modificará el voto por un debate”

El legislador y candidato a diputado por el macrismo, Alberto Colombres Garmendia, afirmó que al presidente lo vio sólido. “Era claro que iba a recibir muchos embates, pero en ningún momento perdió la compostura. Creo que hemos visto un presidente muy sólido, sobre todo que viene de la presión de los últimos dos meses”, dijo. Opinó que un debate no hará cambiar el voto de la gente. “Hay que ser consciente que un 80% de la población no va a modificar su voto por un debate”, manifestó.


Comentarios