Macri se coloca como líder de la oposición

El Presidente reconoció la derrota y llamó por teléfono a Fernández para desayunar juntos. Prometió defender los valores de sus votantes.

28 Oct 2019

El presidente Mauricio Macri reconoció anoche la derrota en las presidenciales y se posicionó como referente de la oposición para los próximos cuatro años. Aunque en el Senado el Frente de Todos tiene quórum propio, en Diputados el peronismo deberá apelar a acuerdos para sesionar. 

El líder del macrismo felicitó anoche a Alberto Fernández, quien lo sucederá a partir del 10 de diciembre. Se comprometió a encabezar “una oposición sana, constructiva y responsable que reafirme las conquistas logradas”, en un discurso en el que afirmó que dejaba el gobierno con “un país con bases sólidas”.

El jefe del Estado aseguró que trabajará desde hoy para una transición ordenada y para que los argentinos no sufran las consecuencias de la crisis.

Macri, que quedó anoche fuera del balotaje por siete puntos y vio así sepultadas sus chances de reelección, aseguró que los argentinos y el nuevo gobierno encontrarán en él en todo momento “a una persona de diálogo”.

“La Argentina que viene nos necesita a todos poniendo lo mejor de cada uno”, sostuvo y afirmó que comienza “una nueva etapa” que será “un aprendizaje”.

El hecho de haber ampliado su caudal de votos en nueve puntos respecto a las PASO posiciona al presidente saliente como jefe de la oposición ante el futuro gobierno peronista.

Macri, que se convertirá en el primer mandatario no peronista en completar su mandato desde el surgimiento del PJ en 1945, dijo que Juntos por el Cambio “ejercerá una oposición sana, constructiva y responsable que reafirme las conquistas logradas y alcance la estabilidad que lleve a un camino de crecimiento”.

DESPEDIDA. Macri saluda a la militancia antes de despedirse del búnker. REUTERS

“Esto recién comienza y, como les prometí, más juntos que nunca vamos a estar ahí para defender los valores en los que creemos”, enfatizó.

Desde el búnker de Cambiemos en Costanera Norte, rodeado de los principales referentes de su espacio, Macri aseguró que tras cuatro años de su gobierno deja “un país con bases más sólidas” y “otra forma de gobernar”, que ha cambiado “la cultura del poder”.

En su mensaje a los argentinos, el jefe del Estado dedicó un reconocimiento especial a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que perdió la provincia ante el camporista Axel Kicillof.

“María Eugenia deja en la provincia una vara demasiado alta”, dijo de ella el mandatario saliente. El presidente ponderó la victoria del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta sobre su contrincante del PJ Matías Lamens, quien se impuso con el 55% de los votos.

Macri agradeció a su compañero de fórmula, Miguel Pichetto, con quien dijo seguirá trabajando” y afirmó que el nuevo gobierno encontrará en él a una persona que pondrá “el bien común por arriba de cualquier cosa”.

El jefe del Estado se despidió del búnker de Costa Salguero aplaudido y vitoreado por sus seguidores. Las lágrimas y el desánimo que habían imperado en las primeras horas de la tarde cuando las mesas testigo y los boca de urna señalaban una diferencia mayor se mezclaron con el clásico “Sí, se puede” al constatarse que la ventaja del PJ fue menor a la esperada. (Télam)

Comentarios