Se levantó de su silla de ruedas para bailar y emocionó a todos

Gabriel Coronel nació con sus pies invertidos, pero cuando baila deja su silla de ruedas a un costado.

07 Nov 2019

Gabriel Coronel sorprendió y emocionó a todos cuando en medio de un número de baile dejó atrás su silla de ruedas y mostró todo lo que puede hacer sin ella.

El joven de 14 años nació con “pie bot”, lo que significa que sus pies están invertidos; eso le impide caminar. Él se moviliza con sillas de ruedas todos los días. Pero cuando Gabriel baila, el ritmo fluye en su cuerpo y deja atrás su compañera de movilidad.

El bailarín asiste al Centro Educativo Terapéutico de la institución Hatun Wasi de Tucumán donde recibe la atención constante de psicólogos, fonoaudiólogos y kinesiólogos. Y también tiene sus clases preferidas: baile y teatro.

“Un día nos invitaron a una competencia de ‘corazones talentosos’ y presentamos varios números. La actuación de Gabriel obtuvo el primer puesto, los presentes lo ovacionaron y se emocionaron mucho cuando lo vieron”, recordó Carolina Flores, profesora de baile y compañera de Gabriel en esta aventura.

SONRIENTES. El principal objetivo de Gabriel y Carolina al bailar, es divertirse. FOTO GENTILEZA DE CAROLINA FLORES.

"Gabi" sólo deja atrás su silla de ruedas para subirse a la camilla, o en sus clases de educación física especiales. Ahora, también lo hace cuando baila. “Queremos demostrarle a la gente y al mismo Gabriel todo lo que es capaz de lograr”, agregó su profesora.

Gabriel es muy tímido, pero también desafía a sus miedos. “Logramos que confíe en sí mismo, poco a poco se fue animando a bailar y actuar frente a sus profesores y compañeros. Ahora fue el número estrella en una presentación”, comentó orgullosa Flores.

Divertirse bailando

¿Cuánto tiempo llevó montar el acto de baile? “Sólo una semana”, admitió Flores. En el centro terapéutico las clases de baile son muy importantes, son las que más allá de ejercitar a los chicos, los hace felices.

“Cuando le conté a Gabriel que se volvió ‘famoso’ después de su baile, se puso muy contento. No le dio vergüenza para nada. Hasta su mamá se sorprendió por lo buen bailarín que es”, recordó su profesora.

PRIMER PUESTO. La pareja que emocionó a todos consiguió el primer puesto en el concurso FOTO GENTILEZA DE CAROLINA FLORES.

En todos los actos, los profesores de baile y teatro preparan un número para deleitar a los presentes. “Vamos a seguir divirtiendo a los chicos y vamos a seguir mostrándoles de lo que son capaces”, concluyó Flores.

El orgullo de la familia

“Estoy sorprendida de verlo bailar a mi hijo. No sabía que podía hacerlo sin la silla, fue muy emocionante verlo. Él tenía miedo de bajarse, es todo un mérito de él y del centro”, reconoció orgullosa Cristina Coronel, mamá de Gabriel y madre de ocho hijos.

Si su hijo está feliz y logra superarse, Cristina no le pide nada más a la vida. “Él nos contó a todos de que está muy contento de haberse parado a bailar, él era tímido. Él se sorprendió de sí mismo. Cuando baila se olvida de sus miedos”, comentó emocionada.

“Ensaya todo el tiempo en la casa, se para y se alegra cuando él lo puede hacer solo. Tiene mucha confianza con la profe y le gusta bailar con ella”, agregó Coronel.

Gabriel es un bailarín en potencia: “hablamos con él y dice que nunca va a dejar de bailar porque lo hace feliz”, concluyó su madre.

Comentarios