Alertan en Brasil un posible caso de coronavirus, el brote que dejó 17 muertos en China

¿De qué se trata este virus y cómo se contagia? Neumonólogos e infectólogos dijeron que no hay que "asustarse" por el coronavirus de China pero sí "estar atentos".

22 Ene 2020

Autoridades médicas brasileñas anunciaron hoy que detectaron en el país el primer posible caso de coronavirus, el brote que tiene en vilo a China tras causar la muerte de 17 personas y afectar a otras 440.

Una mujer de 35 años sería la infectada en el país vecino, quien recientemente viajó a la ciudad de Shangai, en China, donde el virus comenzó a propagarse. La paciente llegó a Belo Horizonte (capital de Minas Gerais), el pasado 18 de enero, y permanece internada en el hospital Eduardo de Menezes. Según indicaron las autoridades, está “clínicamente estable” y actualmente se encuentran realizando estudios para determinar si efectivamente contrajo la enfermedad que tiene en alerta a China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Teniendo en cuenta el contexto epidemológico actual del país donde se encontraba la paciente, se consideró la hipótesis de una enfermedad causada por el nuevo coronavirus, un microorganismo por el cual se ha emitido un alerta sanitario internacional, considerando el potencial pandémico de alto riesgo para la vida y el impacto de asistencia”, indicaron las autoridades en un comunicado.

¿Qué es lo que está ocurriendo?

El brote del coronavirus de Wuhan (ciudad China donde se originó) puso en alerta a las autoridades sanitarias mundiales. Se parece al mortal SARS, que infectó a más de 8.000 personas y mató a 774 en una pandemia que arrasó con Asia en 2002 y 2003. Aunque aún no es tan fuerte, dicen los expertos, que se mantienen vigilantes por la cantidad de infectados en pocos días.

¿Cuáles son los síntomas?

El virus causa una neumonía. Quienes enferman desarrollan fiebre, tos, dificultades respiratorias y dolor en los músculos.

¿Cómo se contagia?

Ahora se sabe que el virus se puede transmitir de persona en persona, y el gran flujo de viajeros por el Año Nuevo Chino (24 de enero) causó preocupaciones de contagio. Ya se han detectado pacientes en Tailandia, Corea del Sur, Taiwán, Estados Unidos y Japón.

¿Cómo protegerse?

No hay vacunas contra el coronavirus, pero hay cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de infección:

– Lavarse bien las manos por la menos 20 segundos, y hacerlo de manera frecuente
– Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca sin haberse lavado las manos
– Evitar el contacto cercano con personas que puedan estar infectadas

Autoridades chinas aconsejaron también el uso de mascarillas, usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda, evitar las aglomeraciones y acudir al médico tan pronto como se identifiquen los síntomas.

¿Qué dicen los especialistas argentinos?

Especialistas neumonólogos e infectólogos coincidieron en que no hay que "asustar" pero sí estar alertas ante sintomatologías febriles de pacientes que hayan viajado a China.

"Es llamativo que en dos días se duplicaron la cantidad de casos, de 200 a casi 500, lo que da una mayor transmisión humana pero hay que ver qué pasa en estos días porque se veía una baja tasa de transmisión", remarcó a Télam el infectólogo Tomás Orduña, jefe del servicio de Patologías Regionales y Medicina Tropical del hospital Muñiz.

"Actuar rápido con medidas preventivas evita una gran epidemia o la aparición de futuros casos", indicó Orduña, quien remarcó que la Argentina tiene una gran comunidad china y en dos días es el año lunar chino.

En ese mismo sentido, Ana Putruele, jefa del servicio de Neumonología del Hospital Clínicas dijo que "no hay que asustar pero estar bien informado". Señaló que el coronavirus "provoca síntomas similares a los de una neumonía, ocasiona fiebre y dificultades respiratorias, aunque dependiendo de la persona afectada, pueden ser muy leves, graves o incluso mortales".

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), confirmará mañana, luego de una reunión de especialistas, si debe declararse la emergencia internacional por riesgo para la salud pública.

Comentarios