Cama adentro por el mismo sueldo o despido: el dilema de las trabajadoras domésticas chilenas

La crisis que desató el coronavirus golpea fuerte en los sectores de empleo precarizado en América Latina.

01 Abr 2020

SANTIAGO, Chile.- Cuando el gobierno chileno anunció una cuarentena total para las zonas más ricas de Santiago, donde se concentran los casos de coronavirus, la empleada doméstica María De León se quedó sin trabajo. “La señora me llamó y me dijo que tenía tres opciones: cama adentro por tres meses y con el mismo sueldo; que trabajara 15 días al mes por la mitad del sueldo o me despedía”, contó. “Al final me despidió y aquí estoy, sin nada en los bolsillos y en cuarentena”.

María de León, una mucama chilena que fue despedida tras el anuncio de la cuarentena total. Reuters.

En América Latina, donde la desigualdad alienta la cultura de trabajadoras domésticas más que en países desarrollados, la pandemia afecta a quienes viven de manera más precaria y carecena de redes de seguridad social sólidas.

Un reporte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de 2016 registró 18 millones de trabajadores domésticos en América Latina. Más del 90% son mujeres y la gran mayoría trabaja en el sector informal, casi sin derechos laborales.

Luz Vidal, presidenta del sindicato de empleadas domésticas de la capital, dijo que hubo muchas denuncias similaes: baja del sueldo a la mitad, con igual jornada laboral, o quedarse cama adentro pese a que ellas también son jefas de hogar.

En Brasil, la situación es parecida. Cleonice Gonçalves, una empleada de 63 años, se convirtió en una de las primeras víctimas del coronavirus en Brasil tras contraer el virus de su empleadora, que había vuelto de vacaciones en Italia. Su muerte provocó un debate sobre clase y privilegios en Brasil, que ya tiene 4.579 casos confirmados y 159 muertes. (Reuters)

En Esta Nota

Brasil Chile Coronavirus
Comentarios