Con los fondos en rojo, los municipios solo aspiran a pagar los sueldos

El impacto económico que provocó la pandemia fue letal. En algunas localidades no ingresó ni un peso por recaudación durante el último mes.

21 Abr 2020

La recesión que arrastraba la economía argentina no hizo más que resentirse con el impacto que generó el coronavirus. La paralización, casi total, de los mercados y la actividad comercial por las medidas de aislamiento dañaron de manera notable las economías municipales y la única prioridad de los jefes comunales hoy es el pago de los sueldos.

La contracción de la economía fue tal, que en localidad como Cachi la recaudación fue de cero peros en el último mes. Otros, con un poco más de suerte, alcanzaron a cobrar un 30% o 40% de lo que tenían previsto a principios de 2020.

Producto de este nuevo contexto en el que quedaron, los intendentes dejaron de lado las obras y sus prioridades quedaron reducidas al pago de sueldos y la prestación de servicios básicos.

En Rosario de la Frontera, Gustavo Solís paralizó las obras que estaba desarrollando y en los próximos días los concejales aprobarán la declaración de ‘Emergencia Económica’ a raíz de una caída del 60% en la recaudación de marzo y un 30% de los fondos de coparticipación. “Todo lo que no sea urgente no se hará”, expresó.

En diálogo con LA GACETA, el jefe comunal de la ciudad termal aseguró que este mes podrá pagar los sueldos en tiempo y forma, pero reconoció que el panorama es sombrío para el próximo período si no se levanta la cuarentena y no repunta la economía. “Todos vamos a necesitar una asistencia para cubrir los gastos operativos”, dijo en relación a la ayuda que podrían necesitar desde la Provincia.

“Ahora no tenemos la posibilidad de proyectar a mediano ni largo plazo. Es día a día, sobre todo porque los municipios no tenemos muchas herramientas fiscales. Solo nos financiamos con la coparticipación y la recaudación mensual”, enfatizó.

En el Valle Calchaquí le realidad no varía demasiado. Américo Liendro reconoció que durante el último mes no ingresó ni un centavo al municipio y eso derivó a que se prorrogue, sin el cobro de vencimiento, el pago de ciertos tributos y otras medidas fiscales en Cachi.

DESOLADO. Ante la falta de turistas, las calles de Cachi lucen vacías. FOTO ARCHIVO

“El pueblo está desolado, nunca lo había visto así” manifestó el jefe comunal y remarcó que el impacto en el sector turístico (segunda fuente de ingresos de la localidad) es preocupante por las personas que dependen de esa actividad.

En Cachi, los sueldos también llegaron a pagarse en tiempo y esperan ansiosos la temporada de venta del pimiento para empezar a tener ingresos.

A pesar de ser la ciudad con mayor cantidad de habitantes, la Capital no quedó exenta de la malaria económica. Días atrás, la intendenta Bettina Romero había asegurado que la recaudación municipal había disminuido notablemente.

Incluso, esta situación generó un nuevo cortocircuito con el Concejo Deliberante luego de que los ediles aprobaran una Ordenanza exime del pago de las tasas de Inspección de Seguridad, Salubridad e Higiene (TISSH); Publicidad y Propaganda; y Ocupación del Espacio Público, a los comercios que permanecen cerrados a raíz de la cuarentena.

Desde el gobierno municipal no dudaron en cuestionar la normativa y sostener que de esa forma se desfinanciaría a la Municipalidad, poniendo en riesgo el sueldo de los trabajadores.

Un poco de tranquilidad

Días atrás, desde el Foro de Intendentes. Daniel Moreno les pidió a los trabajadores municiapales quedarse tranquilos en sus casas porque las comunicas tendrán “el dinero de sus sueldos”

El intendente de Vaqueros y presidente del organismo que nuclea a los jefes comunales reconoció que las 60 localidades perdieron hasta un 40% de la recaudación entre fondos de coparticipación y gastos corrientes, a partir del aislamiento social.

“Todos pagamos el sueldo de marzo y estamos en condiciones de poder abonar abril”, indicó Moreno.

Comentarios