Se triplicaron los casos de “sextorsión” en Salta: cómo protegerse del chantaje sexual en las redes

Al menos 18 casos se registraron este año y detrás de las estafas hay redes trasnacionales que eligen a hombres jóvenes y, preferentemente, de perfil público.

08 Dic 2017
2

EN ALERTA. Se triplicaron los casos de "sextorsión" en Salta.

Una chica con fotos atractivas envía una solicitud de amistad por la red social Facebook. Sin conocerla, la víctima la acepta y cae en sus encantos empezando a tejer un peligroso vínculo. La Policía de la Provincia emitió una alerta ante la crecida de casos de “sextorsión”, la estafa virtual que llevan adelante redes trasnacionales. 

Detrás una figura atractiva existe un perfil falso que es operado por delincuentes. Las víctimas en la provincia fueron hombres mayores de edad, de entre 30 y 45 años, casados. Suelen tener un perfil público. “Este es un dato importante porque además del delito se busca exponer a la víctima causándole un daño moral”, explica la Jefa de la División Investigaciones Tecnológicas e Inteligencia Informática dependiente de la Dirección General de Investigaciones, Marina Burgos. Pero las mujeres no están ajenas de ser víctimas a este delito. 

De acuerdo a las investigaciones que se vienen desarrollando en Salta, las víctimas han pagado entre 3.000 y 5.000 pesos y luego recurren a la Policía cuando continúan las extorsiones.

Comúnmente la conversación es iniciada por los estafadores. Con un trato ameno se interesan por conocer los vínculos sociales de la víctima, profesión, grupo familiar, bienes y pertenencias. En ese contexto el diálogo empieza a ser frecuente y los delincuentes empiezan a ganarse la confianza.

Entonces el chat sube de tono y las conversaciones giran en torno a la índole sexual. Los estafadores piden a sus víctimas el intercambio de fotos comprometedoras como un juego de confianza. A veces la chica linda y llamativa que se muestra en las fotos es quien toma la iniciativa, pero en otras oportunidades se pide que quién envíe la imagen sea la víctima.

El hombre se expone y envía la foto que queda en manos de las organizaciones delictivas. En ese momento surge la “sextorsión”.

“A cambio de no publicar las fotos que la víctima envió se les pide el pago de una suma de dinero que puede ser en pesos argentinos, dólares y euros”, detalla Burgos. Y agrega: “por temor a ser expuestos en las redes, las víctimas concretan el pago y una vez acreditado bloquean la cuenta del extorsionador”, pero la extorsión no acaba allí.

“Se han dado casos donde a través de otros perfiles los estafadores vuelven a extorsionar a sus víctimas y continúa el pedido de dinero. Recién en esa circunstancia es cuando el hombre denuncia la extorsión y acude a la Policía”, explicó.

Estadísticas que preocupan


Cuando las víctimas han concretado el pago que les exigió el -o los- extorsionadores es común que la estafa continúe.

De acuerdo a las investigaciones que se vienen desarrollando en Salta, las víctimas han pagado entre 3.000 y 5.000 pesos y luego recurren a la fuerza.

Todas las víctimas son hombres mayores de edad. Burgos insiste en que además del daño económico, “existe una investigación previa para determinar que es una persona de perfil público y entonces se contempla el daño moral”.

Desde la fuerza de seguridad han señalado que este año se han triplicado los casos de “sextorsión” en relación a 2016 cuando se habían concretado unos seis.

Piden a la sociedad tener precaución acerca de los vínculos que se tejen en las redes sociales. Preferentemente no aceptar solicitudes de amistad de personas desconocidas porque se trata de perfiles falsos nutridos con fotos de mujeres atractivas para seducir a las víctimas.

En caso de ser contactado y sospechar que pueda tratarse de una estafa recomiendan dar aviso a la Policía para iniciar inmediatamente las investigaciones.



En Esta Nota

Salta Policía de Salta
Comentarios