Cinco características para darte cuenta si un lunar puede ser cancerígeno

La radiación ultravioleta es la principal causa del cáncer de piel. Las lesiones más comunes y cómo controlarlas.

10 Ene 2018

Los lunares son el resultado de la concentración de células pigmentadas (melanocitos), en la piel. Algunos son peligrosos y hasta pueden llegar a ser cancerígenos. 

Es importante controlar y cuidar la piel, sobre todo en esta época en la que estás más expuesto que nunca al sol. Justamente, la exposición a los rayos UVA y UBV es la que puede generar la aparición de lunares malignos, ya que la radiación ultravioleta es la primera causa de cáncer de piel. 

Tipos de lesiones

- Carcinoma: es causado, principalmente, por la exposición frecuente al sol durante la adultez.

- Queratosis actínica y solar: es una lesión áspera al tacto que tiende a ocurrir en la superficie de la piel y que indica que la misma ha perdido su habilidad natural de protegerse contra los rayos UV. Con el paso de los años puede llegar a transformarse en algún tipo de cancer de piel.

- Melanoma: un tumor maligno que puede aparecer como resultado de exposiciones abruptas al sol y que suele tomar la forma de manchas marrones u oscuras en una piel sana. En el 35% de los casos, según distintos estudios internacionales, el melanoma se desarrolla a partir de lunares pre-existentes.

Por año, hay entre 2 y 3 millones de diagnosticados con cáncer de piel. Un lunar puede ser sospechoso si presenta alguna de las características de la siguiente imagen. 

Cómo protegerte


Comentarios