La recaudación salteña le ganó a la inflación pero aporta menos del 25% al presupuesto

El nuevo director de Rentas, Luis Trogliero, analizó los resultados de 2017 y adelantó medidas de gestión para este año.

14 Ene 2018

La semana pasada se conocieron dos datos fundamentales para analizar cómo la economía provincial sorteó los vaivenes del 2017. En primer lugar, el Indec detalló que la inflación de los últimos 12 meses alcanzó el 24,8%. En segundo término, la Dirección General de Rentas publicó las cifras de la recaudación anual, que arrojó un total superior a los $8.000 millones, lo que representó un 35% por encima de lo que fue el 2016.

El ítem correspondiente a las actividades económicas, indicador clave de la dinámica de la actividad económica formal, cerró el año con un crecimiento del 33% en términos nominales, pasando de los $5.000 millones recaudados en 2016 a los $6.763 millones. Si se tiene en cuenta el efecto inflacionario, la variación fue del 8,2% con respecto a 2016.

Desde Rentas calificaron al cierre del 2017 como “positivo” y su director, Luis Trogliero, indicó que en términos generales la recaudación se ajustó a lo que tenía previsto el equipo económico.

Al frente del ente desde fines del año pasado, Trogliero dialogó con LA GACETA y señaló que los números indican que la gestión anterior logró resultados satisfactorios, ya que los números estuvieron por arriba de la inflación.

“El balance general es óptimo. Estamos dentro de las previsiones y los cálculos. Obviamente siempre hay cosas para mejorar, pero estamos siempre en pos de optimizar todo”, indicó el funcionario.


A pesar del crecimiento, según Trogliero “en el mejor de los casos los recursos provinciales impactan en un 25% del presupuesto provincial”, por eso el funcionario remarcó la necesidad de fortalecer los mecanismos de control y las gestiones para tratar de incorporar más actores locales a la economía formal.

Consultado por cómo avanza la moratoria lanzada a fines de diciembre a través de un decreto provincial, el funcionario indicó que el objetivo es recaudar $200 millones y apuntó que la medida “es una gran ayuda para los contribuyentes que se ven asfixiados en términos financieros”. Además, indicó que en la moratoria también puede acoger las deudas de los organismos residuales y que para tramitarlas deben presentarse en el Secretaría de Ingresos Públicos.

Por último, Trogliero se refirió a cuáles serán las líneas de acción con las cuales gestionará el ente recaudador durante 2018 y admitió que existe un desafío coyuntural a nivel nacional del que depende la provincia. “El desafío es elevar el nivel de inversión, que se genere empleo, producido esto entraríamos en un círculo virtuoso en el que los efectos multiplicadores se activan y se genera demanda y se genera consumo”, indicó y agregó que la economía local está esperando esa activación porque “es la forma de tener más recursos”.

“Nosotros como ente recaudador tenemos que tratar de hace nuestro trabajo lo más prolijo y seriamente posible, con mucha responsabilidad porque del otro lado hay empresarios que la pelean a diario, que también tienen sus problemas financieros y el tema es agrandar la masa de contribuyentes y que se contribuya en la medida justa”, concluyó el funcionario.



Comentarios