FEMICIDIO EN LA CÁRCEL

El femicida de la cárcel tenía acceso a celulares y redes sociales

El autor del crimen de Andrea Neri utilizaba Facebook para comunicarse con su familia y su novia. ¿Pueden los internos usar teléfonos móviles?
Compartir
CAPTURA FACEBOOK GABRIEL HERRERA  |  Ampliar  (1 de 11 fotos)

Según la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Pamela Caletti, ningún preso, bajo ninguna circunstancia, puede tener un teléfono celular en la cárcel. Sin embargo, el autor del crimen de Andrea Neri, Gabriel "Chirete" Herrera, no solo tenía acceso a un teléfono celular, sino que también utilizaba frecuentemente las redes sociales para comunicarse con su familia.

Los mensajes entre Gabriel y Andrea se repiten desde inicios de 2016 cuando comenzó la relación. En abril del año pasado, Gabriel había posteado un mensaje para ella, cuando se enteró que iba a ser papá nuevamente y celebraba la noticia: "lle doy gracias a dios x darme una segunda oportunidad de tener mi familia" (sic). Por julio del año pasado, Gabriel pensaba que iba a ser padre de una niña, y festejaba la noticia con su familia y amigos, desde dentro del penal y con diálogos abiertos por Facebook.


Las publicaciones, en 2016, de Gabriel fueron 19 en total. Una en marzo, cinco en abril, tres en mayo, una en junio, cuatro en julio, una en agosto y las últimas cuatro en setiembre. Su última publicación es una foto junto a Andrea, que ambos difundieron en sus perfiles de Facebook. En la imagen se los ve sonrientes.

Las publicaciones de Gabriel fueron por lo general fotografías que le enviaba Andrea embarazada o de las hermanas y su familia. Él contestaba cada comentario o daba un "like". Este era su contacto más directo con el exterior.

Mientras que Andrea, en sus posteos de 2016 que compartió con Gabriel, expresó su sentimiento de amor hacia su hijo de casi dos meses y hacia su novio interno en el Penal de Villa Las Rosas. El 21 de noviembre, Andrea dedicó un mensaje especial y cambió su estado en Facebook a "en una relación" con Gabriel Herrera. Con un collage de fotos, modificó su imagen de perfil. En el collage se observa la "razón de su vida" como ella lo describía: ella, su novio y el hijo de ambos.

Su último mensaje fue tres días antes de Navidad. El 22 de diciembre a las 22.10 subió una imagen de su bebé y escribió: "Mi bebee Lindo Cada Ves Mas Grande te amoo Hermoso Miio !!!!" (sic)



Por su parte, el director general del Servicio Penitenciario de la Provincia, César Rodríguez en diálogo con LA GACETA, ratificó la información: los presos tienen prohibido el uso de celulares y ante la presencia de uno, explicó, se lo secuestra y se sanciona al detenido.

Las visitas, explicó el funcionario, son quienes pasan los celulares desarmados en pequeñas piezas. Los internos, apenas reúnen todos los elementos, los arman y comienzan a utilizarlos. Dentro de la cárcel son un bien preciado. "Se secuestran celulares todo el tiempo", dijo Rodríguez.

Celulares en la mira

En noviembre de 2015 Marcelo Torrico, preso en el Penal de Villa Las Rosas por haber asesinado a los hermanos Leguina fue encontrado con un teléfono celular entre sus pertenencias. Torrico, ya se había fugado anteriormente de la cárcel, gracias a la complicidad de guardiacárceles. En julio del año pasado, autoridades del CIF informaron que estarían realizando un peritaje del celular.

Compartir
Seguir leyendo sobre Femicidio en la cárcel