Causa Reynoso II: algunos quedaron comprometidos y otros aliviados

La Cámara Federal de Apelaciones de Salta resolvió la situación de los ocho imputados por diversos delitos.

23 Jun 2018

A la Cámara Federal de Apelaciones de Salta llegó lo que se conoce como la causa Reynoso II, ya que tiene como principal imputado al ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso, como así también al presunto capo narco Delfín Castedo, a los abogados Luciano Ciscato, María Elena Esper, Ramón Valor, Arsenio Gaona y a los empleados judiciales Miguel Saavedra y Romina Reynoso Sosa.

La causa comprende una serie de delitos diferentes siendo que en cada uno participarían alternativamente los imputados. Los jueces de la Cámara Luis Renato Rabbi Baldi, Ernesto Solá y Guillermo Elías recibieron la semana pasada la causa en la que debían definir si confirmaban o no los procesamientos y las faltas de méritos que se habían dictado sobre ellos y su resolución no tuvo grandes variaciones respecto a la decisión original.

LEE MÁS: La causa Reynoso II toma fuerza con nuevas acusaciones

En el caso de Reynoso, la Cámara confirmó su procesamiento con prisión preventiva como autor del delito de concusión (en la causa “Torres Elías”), en concurso real como autor del delito de cohecho pasivo y en concurso real con el delito de falsedad material e ideológica de instrumento público (ambos en causa “Castedo”) y como autor de prevaricato en cinco hechos (casos “Castedo”; “Wayar”; “Maurente Baya”; “Torres” y “García Sullca”).

También modificó el monto del embargo dispuesto sobre sus bienes reduciéndolo a la suma de $3.000.000.

El caso Castedo

Sobre el presunto capo narco Delfín Castedo, la Cámara confirmó su procesamiento en orden al delito de cohecho activo y revocó su falta de mérito por el delito de falsedad material e ideológica de instrumento público, lo que implicó que se amplíe el procesamiento en orden a ese delito.

Según la acusación vertida por el fiscal Eduardo Villalba, en febrero de 2007 Reynoso imputó a Castedo por asociación ilícita y lavado de activos citándolo a indagatoria y con orden de detención.

En mayo de 2008 se presentó y solicitó su excarcelación, lo que se le otorgó al mes siguiente con el particular argumento de que Castedo estaba a derecho porque presentó esa solicitud. Para Villalba ese fue el primer acto de prevaricato de Reynoso y aseguró que el propio Castedo declaró que pagó por ese beneficio.

La indagatoria falsa a Castedo se rubricó en 2013. El documento refiere a una presentación del presunto capo narco en el Juzgado Federal de Orán pero él la negó y una pericia demostró que la firma no era suya. Con esa supuesta declaración, Reynoso le otorgó una segunda exención de prisión.

De aquél acto participó como abogado de Castedo, Luciano Ciscato. La Cámara confirmó su procesamiento como autor del delito de cohecho activo en concurso ideal con la participación necesaria del delito de falsedad material e ideológica de instrumento público y con el embargo de sus bienes por la suma de $ 500.000.

En 2014, mientras ya Castedo era uno de los criminales más buscado y que llevaba ocho años prófugo estando también acusado de la autoría intelectual del salvaje crimen de Liliana Ledesma en Salvador Mazza, el ex juez volvió a emitir un fallo polémico.

Dictó un auto de procesamiento en su contra pero sin prisión preventiva (ya no podía darle una nueva exención), el cual fue revocado por la Cámara.

Villalba insistió en que Castedo pagó por todos esos beneficios, ya que no se explica de otro modo las curiosas resoluciones de Reynoso.

Por esta causa quedó complicado el empleado del Juzgado Federal de Orán, Miguel Saavedra, quien también está imputado junto al ex juez en la causa que está sometida a juicio desde septiembre de 2017 en la que se los considera miembros de la asociación ilícita que gestionaba coimas a detenidos por narcotráfico a cambio de beneficios procesales.


ESPER, VALOR Y GAONA

En la causa Reynoso II, la Cámara confirmó su procesamiento por el delito de cohecho pasivo en calidad de partícipe primario  en la causa “Castedo”) con embargo de sus bienes por $ 500.000.

Una de cal y otra de arena

Arsenio Eladio Gaona, ex cuñado de Reynoso, es uno de los abogados que está imputado junto al ex juez en la causa que está sometida actualmente a juicio y en esta nueva causa se lo acusa de concusión en calidad de partícipe primario (hecho “Torres Elías”) por lo que la Cámara confirmó su procesamiento.

LEE MÁS: ¿De qué se acusa a Reynoso y a los otros imputados en la nueva causa?

Al mismo tiempo revocó su procesamiento por el delito de concusión en el caso “Cruz Castro” y dispuso su falta de mérito. También modificó el monto del embargo dispuesto sobre sus bienes a la suma de $ 500.000.

Más tranquilos

El abogado Ramón Valor (también imputado en la causa Reynoso I) fue beneficiado con el revocamiento de su procesamiento en orden al delito de concusión en calidad de partícipe primario (causa “Maurente Baya”) por lo que se dispuso la falta de mérito.

Lo mismo le sucedió a María Elena Esper (también imputada en la causa Reynoso I) ya que se revocó el procesamiento y se ordenó su falta de mérito respecto del delito de concusión en carácter de partícipe primaria (hecho “Wayar”).

La secretaria penal del Juzgado Federal de Orán, Romina Reynoso Sosa, recibió la buena noticia de que la Cámara confirmó la falta de mérito que se le había dispuesto en primera instancia, por su vinculación en la causa Castedo.


Resolución de la CFA

Comentarios