Urtubey pateó el tablero: ¿por qué desdobló las elecciones?

La decisión causó sorpresa entre oficialistas y opositores por igual, y un sinfín de especulaciones.

20 Abr 2019

El escenario político de Salta cambió rotundamente cuando Juan Manuel Urtubey anunció el desdoblamiento de las elecciones y la decisión de que los salteños elijan gobernador semanas después de las presidenciales. La medida provocó sorpresa en la dirigencia política y un sinfín de especulaciones.

Para argumentar su decisión, el mandatario reconoció que tener que votar con dos sistemas diferentes, voto papel para cargos nacionales y boleta única electrónica para los provinciales, podía acarrear dificultades entre los electores. Horas después de conocerse la medida, Urtubey explicó ante la prensa que en una elección unificada un votante promedio necesitaría entre 6 y 7 minutos para emitir su sufragio. Con ese tiempo, multiplicado por más de 300 electores por mesa, se necesitarían más de 17 horas para la votación.

Urtubey recurrió también a datos históricos y recordó que, desde el retorno de la democracia a la actualidad, los salteños eligieron gobernador y presidente solo una vez en la misma fecha. Eso sucedió en 2007.

Con este cambio las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la provincia serán el 6 de octubre y las generales se fijaron para el 10 de noviembre.

Pero, en medio del contexto electoral las elucubraciones políticas no se quedan con el ‘argumento oficial’. La ausencia de un dirigente de peso entre las filas del oficialismo que pueda sucederlo; la posibilidad de que el senador nacional Juan Carlos Romero y el intendente Gustavo Sáenz apoyen su carrera presidencial y hasta una reconciliación con el kirchnerismo salteño asoman en este horizontes de posibilidades.

Conocida la decisión, la palabra del jefe comunal de la Capital fue una de las más buscadas. Lejos de realizar cuestionamientos, Sáenz dijo “entender” la decisión y agregó: “esto no favorece ni perjudica a nadie. La gente vota, la gente elige, que cambie las reglas del juego, que cambien los sistemas electorales, no va a hacer que la gente cambie su voto”.

Un poco más atónito se mostró el diputado nacional Martín Grande. El dirigente del PRO aseguró que no entendió le medida adoptada por el Ejecutivo salteño. “No sé qué pasó. Se me ocurre que es darle más tiempo a la candidatura a gobernador de Fernando Yarade”, dijo a LA GACETA.

Javier David, uno de los dirigentes oficialistas que ya anunció sus intenciones de suceder a Urtubey en la gobernación, reconoció que el desdoblamiento de las elecciones “no es una decisión neutra” y sostuvo: “con esto, podremos tomar el cambio de gobernador como un hecho importante porque el electorado podrá escuchar los proyectos y desafíos que cada uno tiene para la provincia, sin taparse detrás del saco de un candidato a presidente”, manifestó.

Los salteños deberán ir a las urnas el 11 de agosto (PASO nacionales con voto papel); 10 de octubre (PASO provinciales con boleta electrónica); 27 de octubre (generales nacionales con voto papel) y 10 de noviembre (generales provinciales con boleta electrónica)

Esa idea fue también la que primó el último martes en la sesión de la Cámara de Diputados. Durante las manifestaciones, los legisladores se expresaron a favor o en contra de la decisión del Ejecutivo, pero todos coincidieron que esta medida ‘provincializa’ en un 100% la elección a gobernador y ya nadie podrá ocultar o esconderse detrás del saco de su candidato presidencial.

Comentarios