Una decisión de la Justicia salteña podría determinar un avance clave en el caso María Cash

El Gobierno de Bolivia ya dio su visto bueno sobre la participación de peritos especializados que podrían examinar los restos que pertenecerían a la joven desaparecida en 2011.

05 Feb 2018

El Equipo Argentino de Antropología Forense –el mismo que identificó los restos de Ernesto “Che” Guevara- espera una autorización clave de la Justicia Federal en Salta para ingresar a Bolivia y participar de la toma de ADN del cráneo encontrado en Oruro y que podría ser de María Cash, desaparecida en 2011.

Pedro García Castiella, representante de la familia Cash, comentó a LA GACETA que en las próximas horas presentará ante el juez federal 2, Miguel Medina, la autorización para que el equipo de antropólogos actúe como auxiliar de Justicia e ingrese al vecino país para la extracción del material que determinará si los restos pertenecen o no a la diseñadora.

¿Cómo fue el recorrido de María Cash antes de su desaparición?

Los antropólogos ya cuentan con la autorización del gobierno de Bolivia y “siempre se mostraron interesados en participar en el caso de María Cash”, aseguró el abogado y dijo que, no obstante, se necesita la autorización y empoderamiento judicial.

“La medida ayudará a agilizar el trámite con el envío de al menos un miembro del Equipo Argentino de Antropología Forense; hay una expectativa muy grande”, aseguró y detalló que la familia Cash pidió que “el tema sea abordado con mucho cuidado para que no haya errores en la toma de la muestra ni en la trazabilidad de los estudios del cráneo”.

García Castiella destacó la gran predisposición de parte del Gobierno de Bolivia para esclarecer el caso.

Dos caminos que se habrían encontrado

En los últimos meses tuvo gran repercusión mediática el hallazgo del cráneo de una mujer en Oruro. Sin embargo el hecho data de diciembre de 2011. ¿Qué hizo cambiar la investigación y por qué podría tratarse de María Cash?

La joven diseñadora fue vista por última vez en 2011. A fines de ese año el cuerpo de una mujer fue encontrado a un costado de una ruta de Oruro. “La investigación criminalística tuvo su curso pero en Bolivia nunca relacionaron el hallazgo del cuerpo con María Cash. La investigación inició como dos historias paralelas”, aseguró y explicó Pedro García Castiella.

El hallazgo y las sospechas de que podría tratarse de María Cash comenzaron a unirse cuando a fines de 2016 y principios de 2017 una letrista forense publicó las fotos de una dentadura y de un cráneo, pidiendo la colaboración de la sociedad y la Justicia para identificarlo. A partir de allí, un doctor argentino, oriundo de Entre Ríos, estudió las similitudes de los restos con la joven de por entonces 29 años.

La investigación siguió su curso y contó con la colaboración de un especialista argentino que estudió la fisonomía de María Cash y advirtió peculiaridades que lo llevaron a presumir que el cráneo hallado en Oruro podría tratarse de ella. “A partir de eso se hizo una presentación ante la Justicia para que se determine de manera urgente si el ADN coincide o no con María”, aseguró García Castiella.

Hasta entonces habían pasado más de seis años de la desaparición de la joven y del hallazgo de los restos. El abogado de la familia aseguró que “esto obedeció a que en Bolivia los miembros del Tribunal Superior, lo que en Argentina sería la Corte Suprema de Justicia, se eligen por voto popular y esto, sin mala intención, obstaculizó el exhorto”.

Serán horas claves porque en las próximas semanas se conocerá la decisión del juez federal Miguel Medina y en caso de autorizar el envío de miembros del Equipo Argentino de Investigación Forense se trasladarían los restos para la muestra de ADN y la realización de complejos exámenes.



Comentarios