"Entre los árboles": El director y elenco de actores comparten su experiencia en la producción del corto de terror.

27 Oct 2017 2
1

Producción de "Entre los arboles".

El género del terror, es quizás el más difícil de abordar en el mundo cinematográfico. El corto de Agustín Blasco “Entre los árboles”, toma esto como un desafío, y nos muestra una historia que homenajea a lo mejor del cine de horror. Trasladando de forma efectiva las situaciones clásicas a los paisajes de Salta.

Esta producción ha sido una más que grata sorpresa, sobre todo por el nivel de lo realizado. Además del guión y dirección, destaca mucho el trabajo hecho por los actores, que logran transmitir de forma realista la atmósfera asfixiante y el miedo que sienten sus personajes.

Situaciones perturbadoras, gore, una criatura de pesadillas realizada de manera magistral, y hasta un asesino slasher se dan cita y nos ofrecen un producto que hare el deleite de los fans del terror.

Este tipo de producción es algo nunca antes visto en Salta, y por esto es que reuní al elenco principal del corto, para que ellos cuenten su experiencia con el proyecto. Aquí sus testimonios.



Agustín Blasco:

Como director, para mi es importante tener un grado de química con el actor fuera de escena, tenemos que poder charlar y que entienda mi visión. Siempre elijo el actor que siento se acerca al personaje o escribo el personaje para un actor.

Mi dirección tiene que ver con crear la atmósfera y esperar a que aparezca lo que quiero tener en cámara. Entiendo el cine como un trabajo que solo está registrado en cámara. La actuación puede ser gloriosa o penosa, pero todo se resume a cómo la mostramos en cámara. La ficción es tejer una mentira de forma verosímil, o bien retorcerla para lograr ciertas ironías.

Considero la locación uno de los elementos pilares, para Entre los Árboles era fundamental que los actores vivieran unos días en la locación y eso los llevó a animarse a cosas como meterse en agua estancada con sapos (risa).

La complicidad y compañerismo de todo el equipo hizo posible una comedia de terror, sentir miedo en el medio de la naturaleza y reirnos un montón. Traducir eso a la cámara.

A veces soy (un poco) tirano como director, soy perfeccionista y para mi está primero el resultado antes que cualquier otra cosa. Pero es un personaje que surge a la hora de dirigir, después les muestro mi afecto y apreciación. Considero que con cada proyecto crezco como director y que me falta muchísimo por aprender y forjar.



Layla Sapag Abraham:

A principios del 2016 Agustin me cito junto a otres que luego terminaron formando parte del elenco para proponernos hacer 'Entre los árboles' a fines de enero. En ese momento tenía en mente hacer un viaje así que decidí postergarlo un mes para hacer el rodaje ya que desde la primera reunión la idea me resultó super interesante.
Era una propuesta nueva para mi que nunca había tenido la oportunidad de protagonizar un film de terror.
La película tuvo dos días de rodaje en el dique campo alegre así que todos nos trasladamos a unas cabañas, el clima no favorecía para las grabaciones pero si para crear el ambiente de cada escena. Esto implicó que las horas de filmaciones se extendieran más y parte del elenco tuviera que quedar resguardado en las cabañas.
La mejor experiencia sin dudas fue cuando el director me despertó solo a mi a las 5 de la madrugada para hacer la escena final donde todavia no habia salido el sol y garuaba y hacia mucho frio, tenian que maquillarme y mojarme toda con sangre. El equipo de producción son unos genios re re portaron conmigo en la atención y cuidado hacia mi persona, estoy super agradecida.
También me tuve que someter a enfrentarme con mi propia fobia: los sapos. Tuve que filmar una escena corriendo adentro de un estanque de sapos mientras escuchaba sus sonidos y sentía que estaba cerca mio. En esa escena lloro de verdad lo juro, ahora la miro y me da gracia pero en ese momento fue todo un sufrimiento sobre todo porque en cine siempre hay varias tomas que repetir.


 

Lola Portal:

a idea de filmar en un lugar donde no teníamos las comodidades a las que estamos acostumbrados como luz ...agua...hizo que este corto nos colmara de una experiencia tipo "gran hermano selvático" en donde las largas caminatas por senderitos apenas marcado llenos de pastos y bichos hasta los lugares de rodajes se hacían  cotidianos ...sin hablar de la estricta racionalización de los alimentos y el sorteo de cómo íbamos a dormir....y el cuidado que teníamos que tener para no contaminar la reserva que era desde no tirar la colilla hasta no tirar el enjuague bucal en la pileta del baño para no matar las bacterias de la cámara séptica....el filmar en el exterior no sólo nos dejó esa experiencia sino que también nos pasaron cosas como interrupciones...en una de las escenas en la que mi personaje grita "hay porroooo"...del  otro lado del dique nos contestaron "a donde Que ya voy"...jajajaja...en fin creo que lo más rico fue filmar en la reserva lejos de "TODO".



Florencia Heredia:

Trabajar con Agus Blasco se siente como estar en casa con pijama y en pantuflas porque siempre te hace sentir cómoda delante y detrás de cámara. Cuando escribe sus guiones, crea a sus personajes de forma muy detallada y minuciosa ¡por eso me puse tan feliz cuando me llamó para formar parte del elenco de la peli!
Fueron dos días intensos de rodaje con un equipo extraordinario. Agus estuvo en todo y buscó a lxs mejores en cada área. Hizo una dirección impecable.
Entre los Árboles fue mi primera experiencia cinematográfica fuerte porque hice comedia musical desde chiquita pero siempre actúe en obras de teatro y haciendo papeles muy infantiles. En esta oportunidad me tocaba hacer de María, la típica chica tonta de las películas de terror. Me acuerdo que Agus me dijo: “Flor capaz te cueste porque vos sos inteligente pero sé que lo vas a hacer genial” y tenía razón ¡me divertí muchísimo! María tiene un toque de sensualidad pero su rasgo más característico es la inocencia casi ridícula y su presencia en la peli se contrapone a la de Paula que además de ser un fuego, es la líder del grupete buscador de hippies en Tinder.
Estábamos todos juntos aislados de la civilización en una mini casita cerca del Dique Campo Alegre donde dormíamos, comíamos y repasábamos líneas entre mates e historias de terror reales ¡pero el tiempo se nos pasó volando y cuando nos dimos cuenta estábamos armando los bolsos para volver!
Entre los árboles fue un viaje que no me voy a olvidar nunca. ¡Quiero que haya parte 2!



Martin Mena Mauger:

Ser parte de éste proyecto realmente fue una experiencia única. Éste fue el primer cortometraje del que fui parte asique fue toda una experiencia nueva. Mi personaje era el del Caníbal, lo cual desde un primer momento supe que debería pasar varias horas para hacer el maquillaje, aunque nunca imaginé que fueran tantas. Además, solo contábamos con dos días para poder filmar todo por lo cual fueron dos días muy intensos en los cuales las escenas debían salir bien en la menor cantidad de tomas posibles.
El primer día de filmación empezamos con un clima dentro de todo bueno. Estaba nublado, pero pudimos aprovechar para filmar las escenas de día. Aproximadamente a las 3 de la tarde fui con las chicas de maquillaje a la cabaña y comenzamos a preparar al caníbal. Fue muy trabajoso ya que requería ser muy meticuloso para crear todas las cicatrices, la sangre y lastimaduras que debería tener el caníbal después de vivir muchos años solo y desnudo entre los bosques. Cuatro horas después el maquillaje del caníbal había quedado completo, justo para el atardecer donde comenzaríamos a filmar mi primera escena con la puesta del sol y luego todas mis tomas eran de noche. El problema fue que comenzó una tormenta muy grande la cual nos obligó a tener que parar la filmación.
Esperamos con esperanzas que la tormenta pare para poder seguir filmando porque estábamos a contra reloj. Esa noche la pasamos dentro de la cabaña, todo el equipo completo tomando turnos para dormir porque no había lugar para todos debido a que estaba previsto que siempre esté parte del equipo filmando alguna escena. Un poco antes del amanecer por fin paró la tormenta y comenzamos a filmar todas las escenas que nos faltaban de día. Sabía que se venía una larga noche porque teníamos que sumar todas las escenas que no habíamos filmado la noche anterior por la lluvia.
Esta vez el maquillaje del caníbal fue más fácil de hacer porque ya tenían la referencia del día anterior. El vestuario del Caníbal era solo un short y luego maquillaje en todo el cuerpo. El mismo incluía no solo pinturas, sino también, barro, gelatina sin sabor, plasticola, sangre artificial hecha de colorante vegetal y miel (lo cual atraía mucho a los insectos, teniendo en cuenta que estábamos en el medio del campo).  La filmación fue un poco dura debido a que hacía mucho frío y yo estaba casi desnudo, más los insectos por toda la sangre artificial que tenía en el cuerpo y muchas escenas estaba descalzo en el barro donde como había poca luz no se veía bien por dónde pisaba.  
A pesar de los inconvenientes que debimos atravesar, fue una experiencia inolvidable y muy grata. Creo que Agustín, el director, logró su cometido de que los actores vivamos una experiencia parecida a la de los personajes. Eso hizo que al momento de filmar sea más fácil entrar en el personaje. Se formó un grupo de trabajo hermoso. Siempre con buena onda y una sonrisa tratando de ayudar y colaborando para que toda sala increíble. Me quedan en la memoria todos los buenos momentos vividos, las bromas entre cada toma, las historias, los amigos nuevos, la experiencia y agradezco a Agustín Blasco que me convocó y confió en mí para personificar al caníbal.



Rodrigo Cebrian:

Los actores, o al menos en mi caso, no buscamos permanecer como efímeros personajes en un momento del tiempo. Creo que esta es la principal diferencia entre fama y artista. ¿Que actor no quiere ser famoso? Pero a la vez quienes elegimos como profesión un arte en particular, deseamos que se mantenga por mucho tiempo la posibilidad de hacer lo que amamos. Y es esto justamente lo que nos lleva a abrir el abanico de opciones y navegar por distintos géneros, rubros y propuestas de actuación.

Agustín Blasco es un director con el que he trabajado en más de una oportunidad, haciendo publicidad y cortos. Confío en él y en que dentro de los jóvenes-talento en nuestra provincia es de los que se destacan y tienen un gran camino por delante.

No había realizado terror anteriormente, más como actor, me encanta el drama y desde niño he jugado y he pasado por todos los géneros, al menos desde la imaginación y la recreación.  

En esta oportunidad me toca representar a Ezequiel, un muchacho que viaja con su ex pareja, quizás buscando una reconciliación o pasar un momento juntos y se encuentra con 3 chicas, llamativas en su conjunto y en medio de una abundante vegetación se encuentran inmersos en una leyenda que parece cobrar vida por esos lugares. Frente a esta realidad inesperada en un viaje de placer buscaremos salir con vida, si se puede.

La propuesta del director fue una comedia de terror en un corto y me permitió salir de la comodidad de la comedia de teatro, a la que estoy acostumbrado para darle un giro en este subgénero de terror, caracterizado por la presencia de un asesino insaciable por sus víctimas. Es así como me toco realizar una escena en la que me ahogo con mi propia sangre. ¿Como fue realizarla? Pues recordé todas esas veces que jugaba de niño a que era víctima de un asesino y con los años que llevo en el medio, pude darle crudeza, suspendiendo transitoriamente mi respiración (gracias a mis años de natación y el ejercicio de apnea) para darle un realismo y esa combinación de sangre y carne que los amantes del slasher están esperando ver en este tipo de género.



Barbara Rodriguez Berman:

La verdad no tengo mucha experiencia actuando en cine, y es la primera vez que hice algo de terror porque soy muy miedosa. Y honestamente, el día que filmamos, tenía mucho miedo también. La locación era una casa finca en la ruta, un poco desolada.

La primera escena que hicimos fue graciosa así que nos re divertimos. Pero a medida que se hacía más tarde, fuimos haciendo las escenas donde venían a asesinarme así que no fue muy actuado el miedo, en un punto lo sentía posta.

En una parte me tuve que meter a un armario y estaba todo oscuro. La pasé muy muy mal, uno de los chicos me iba hablando bajito para no sentirme sola jajaja

Pero más allá del miedo, fue re lindo porque es re hermoso hacer cosas con gente hermosa. Que haya buena onda es lo más importante para lograr algo.



Belina Figueroa:

Comencé en teatro y estoy agradecida de haber tenido experiencias audiovisuales que me encantaron. Entre esas experiencias, tuve la gran oportunidad que me convocaran para actuar en una serie de ficción de terror: La Casa de los Opas de Mariano Rosa. En esta serie incursione en un personaje que causa terror y que ataca a la gente.
Actuar en esa serie me dio tanta satisfacción que me di cuenta que el género del horror me gusta muchísimo. No solo ver películas de horror sino también actuar en ellas.
De esta manera acepte muy contenta cuando Agustín Blasco me llamó para actuar en su corto “Entre los Árboles” Esta vez, el personaje que debía encarnar era la víctima.
Filmar este corto fue una experiencia muy linda. Compartimos 2 dias espectaculares filmando de dia y de noche en el medio del dique Campo Alegre, donde durante la noche se dieron todas las condiciones justas para filmar las mejores escenas de terror. En mi caso, me encantó tener que hacer de una chica que en busca de diversión de repente se ve en esta situación de tener que estar corriendo asustada, llena de barro porque “alguien” la perseguía. Me lleno de adrenalina y satisfacción hacer esas escenas. Me divertí mucho.
Tanto Agustín como todo su equipo fueron geniales. Estuvieron pendientes de todo, del vestuario, de la comida, de nosotros. Excelente calidad humana. Fue un placer hacerlo y compartirlo con gente tan buena onda.


Entre los Árboles. Corto de terror.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte