Violeta Gil del Partido Obrero: “queremos un gobierno de los trabajadores”

La precandidata a gobernadora explicó cómo llegó a ocupar ese lugar y habló de la crisis dentro de su partido. Compite en las PASO dentro del Frente de Izquierda y de los trabajadores – Unidad con Andrea Villegas del MST y Pablo López de la lista Unidad.

08 Sep 2019

Violeta Gil es una joven militante del Partido Obrero. Fue concejal en San Lorenzo aunque sus primeros pasos en la militancia comenzaron en presidencia del centro de estudiantes de la facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Salta, cuando cursaba la carrera de Ciencias de la Comunicación.

Su oficio como periodista gráfica y de radio la lleva a recorrer, diariamente, las calles de la ciudad de Salta. Además de eso, es una activa militante del movimiento feminista y levantó en su mano el pañuelo verde cuando se discutía la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

En las elecciones nacionales del pasado 11 de agosto, fue precandidata a senadora nacional y obtuvo, con su Frente de Izquierda y de Trabajadores – Unidad, un 3,39% de los votos haciendo piso para ser candidata de cara a las elecciones del 27 de octubre.

Ahora, en las elecciones provinciales, competirá contra tres adversarios como precandidata a gobernadora por el mismo frente que contiene a Andrea Villegas del MST y Pablo López de la lista Unidad.

“Nosotros conquistamos espacios como el parlamento para ser voceros de esta clase obrera”

¿Cómo llegás a ser precandidata a Gobernadora por el Partido Obrero?

Por primera vez el Frente de Izquierda va a internas y para nosotros es una etapa novedosa. Nuestro partido se presenta como una expresión de una nueva fuerza y de una nueva generación de militantes. La mayoría de los candidatos somos jóvenes que venimos de la lucha estudiantil y por los derechos de la mujer.

Nosotros nos organizamos conscientemente, defendemos un programa y definimos a los candidatos pensando quiénes serán los que lleven mejor ese programa.

En esta corriente de compañeros, queremos recuperar la tradición democrática del Partido Obrero que respeta la más amplia democracia interna, el debate de nuestras posiciones para poder presentarnos ante la población como un partido de los trabajadores.

Nosotros conquistamos espacios como el parlamento para ser voceros de esta clase obrera y para mostrar los límites que tiene el congreso, por ejemplo. Queremos luchar por una organización y gobierno de los trabajadores.

El principal objetivo de nuestra campaña es desarrollar un partido de la clase obrera en donde puedan apoyarse los sindicatos y centros vecinales para generar un gobierno de trabajadores.

IMAGEN LA GACETA

¿Cómo sería ese gobierno de los trabajadores que proponés?

Los docentes autoconvocados dieron en Salta grandes muestras de cómo se puede organizar la clase trabajadora para discutir y pelear por sus derechos.

Los docentes sintieron la necesidad de salir a protestar y hacer paro y  vivieron la experiencia. En sus asambleas hay un gran aprendizaje y se puede observar la potencialidad que tienen los trabajadores cuando se reúnen y organizan.

Hay una necesidad de coordinar todas las luchas, defender el salario que no se devalúe de manera escandalosa como ahora.

Una docente me dijo en agosto: `en septiembre nos volvemos a ver´, porque el trabajador se da cuenta que tiene que luchar y enfrentar al gobierno.

En un punto nos tenemos que dar cuenta que el problema no es la lucha de todos los días sino discutir cómo hacer para que el trabajador gobierne y no seguir dependiendo de quienes gobiernan que son los responsables de todo lo que pasa.

Cuando los trabajadores discuten y están en asamblea, están dando muestras de la potencialidad y acción transformadora que tienen quienes producen la  riqueza.

¿Cuáles serían tus propuestas como gobernadora?

El problema central es garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores. Urtubey hizo jubilar a gran cantidad de enfermeros y no renovó cargos. Tenemos que garantizar que se no devalúe el salario y que sea igual al valor de una canasta familiar.

IMAGEN LA GACETA

¿Por qué se “quebró”, internamente, el Partido Obrero? ¿Cuáles fueron las diferencias que sucedieron?

Quienes se han retirado del partido, lamentablemente, conforman una minoría que han querido imponer sus candidatos y no han sido votados por la asamblea. Por eso también vamos a las PASO porque apelamos a que decida la militancia.

Como lo vemos nosotros, la discusión policita dentro del Partido es muy rica y tiene que ser valorada porque se está discutiendo, actualmente, hacia dónde va la Argentina con una crisis muy fuerte del régimen político y en un contexto de vaciamiento de la economía.

Quienes se fueron (el precandidato y exdiputado nacional, Pablo López) ha impugnado el nombre de nuestra lista y veo un interés de tipo personal.

Creo que su accionar es peligroso y denota un atornillamiento a los cargos. ¡Eso se lo dejemos a Sáenz, Isa! Que la población conozca nuestro debate es

importante porque no ocultamos nada.  

“Nos tenemos que dar cuenta que el problema no es la lucha de todos los días sino discutir cómo hacer para que el trabajador gobierne”

¿Cómo ves la situación de los demás precandidatos?

En Salta termina el ciclo de Urtubey luego de 12 años de gobierno. El no presenta ningún candidato “heredero” y Salta siempre fue gobernada por caudillos. La transición del poder será convulsiva, la burguesía va separada en tres listas: Gustavo Sáenz, Miguel Isa en internas con Sergio Leavy y Alfredo Olmedo. Cada uno de ellos representa intereses determinados y en esa transición, la clase obrera no disputa una salida propia con un programa propio y ese es nuestro desafío: reclamar y defender a los trabajadores.

IMAGEN LA GACETA

Leé las demás notas a los precandidatos a gobernadores:

Comentarios